Enlaces para accesibilidad

Estadounidenses desconfían de su agua potable

  • Voz de América - Redacción

Un nuevo estudio sugiere que la crisis de agua en Flint podría ser un problema de toda la nación.

Una nueva encuesta revela que la crisis del agua potable en Flint, Michigan, parece ser un problema nacional que afecta especialmente a las comunidades de raza negra.

El sondeo, realizado por Associated Press y GfK, descubre enormes diferencias entre la confianza de la población anglosajona y la hispana en la calidad su agua potable. Mientras que el 54% de los blancos no hispanos se muestra muy confiado en la calidad del agua, tan solo el 28% de los hispanos lo está.

Entre los hogares con ingresos inferiores a los $50,000 dólares anuales, tan solo el 40% dice tener confianza en su suministro de agua potable.

El 30% de los estadounidenses beben agua embotellada. De estos, solo el 40% de los blancos no hispanos citan razones de seguridad para no beber agua del grifo. En cambio, el 60% de los usuarios de agua embotellada hispanos o afroamericanos la beben por razones de seguridad.

Las diferencias también son grandes en torno al papel que el gobierno federal debe jugar para asegurar un suministro de agua saludable. Mientras que la mitad de la población defiende que el gobierno federal debería hacer más por mejorar la calidad del agua potable, el 62% de los hispanos defiende este papel más activo.

En general, el 56% de los norteamericanos cree que la contaminación con plomo del agua potable de Flint es “señal de un problema más extenso”. En el caso de los afroamericanos, esta creencia está mucho más extendida, aunque el estudio no ofrece cifras concretas al respecto.

La encuesta también reveló una extraordinaria falta de confianza en los gobiernos locales a la hora de garantizar un suministro de agua limpia. Solo el 28% de todos los encuestados dijo que “confía mucho” en su gobierno local a la hora de tomar las decisiones correctas para asegurar el suministro de agua en su comunidad, mientras que el 18% dijo no confiar “para nada”.

El sondeo develó que casi el 60% de los encuestados dijo estar siguiendo la situación al menos “bastante de cerca”, incluyendo un 21% que dice estar prestando “mucha atención”.

La encuesta se realizó del 11 al 15 de febrero y el margen de error es +/-3.4%.

XS
SM
MD
LG