Enlaces para accesibilidad

Estudio sobre ataques cibernéticos

  • Jennifer Glasse

Reunión entre la Oficina de Seguridad Nacional en el Centro de Emergencias de Computadores de Estados Unidos.

Reunión entre la Oficina de Seguridad Nacional en el Centro de Emergencias de Computadores de Estados Unidos.

El mayor peligro en el ciberespacio ocurre cuando se trata de ataques coordinados a varios computadores o en medio de una crisis nacional.

Un reciente estudio realizado por profesores británicos dice que las armas en las guerras del futuro los software de seguridad cibernética.

El estudio dice que los ataques a computadores en sí no serán una amenaza, pero sí lo serán ataques coordinados, o una combinación de un ataque a varios computadores que podrían representar serias consecuencias.

El estudio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico está dirigido a gobiernos, corporaciones y legisladores, para analizar los peligros de los ataques cibernéticos.

Peter Sommer, de la Escuela de Economía de Londres y uno de los autores del estudio, dice que “existen relativamente muy pocos, pero muy pocos ataques cibernéticos que realmente tendrían un efecto global. Pero, por otra parte, hay muchas situaciones que podrían causar miseria a nivel local”.

“Existe la posibilidad para los gobiernos de utilizar ataques cibernéticos en casos de confrontación. Sin embargo, creemos que esto es poco probable. Es poco probable que grupos terroristas, hackers, o simplemente bandas criminales tengan un impacto significativo”, dice Ian Brown, del Instituto de Internet de Oxford y coautor del estudio.

Sommers dice que los computadores son un arma de las nuevas guerras. “La mayoría de guerras o situaciones previas a estas, pueden empezar a experimentar ataques con armas cibernéticas, como una de las partes de la utilería a utilizarse.”

El estudio dice que el mayor daño será provocado por ataques coordinados a varios computadores o alrededor de un incidente en particular, como un desastre nacional.

Estados Unidos, la Organización del Tratado del Atlántico Norte y Gran Bretaña han hecho de los ataques cibernéticos, su prioridad en cuanto a defensa nacional.

Según las precauciones de Soomer, los gobiernos no deben tener un acercamiento convencional al definir sus estrategias de defensa.

“Muchas de las soluciones a problemas de hecho no son militares y requieren de mucha cooperación entre el gobierno y el sector privado”, dijo Soomer.

La disertación indica que una “ciberguerra”, peleada exclusivamente en computadores, es poco probable.

XS
SM
MD
LG