Enlaces para accesibilidad

Estudio analiza enfermedades en aeropuertos

  • Elizabeth Lee

Los aeropuertos de Nueva York, Los Ángeles y Honolulu son, según el estudio, los más proclives de Estados Unidos al contagio de enfermedades.

Los aeropuertos de Nueva York, Los Ángeles y Honolulu son, según el estudio, los más proclives de Estados Unidos al contagio de enfermedades.

El Instituto Tecnológico de Massachusets estudió el papel de los aeropuertos en el contagio de pandemias y confeccionó una lista de aeródromos estadounidenses donde el riesgo de contraer enfermedades es mayor.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts han estudiado el papel que juegan los aeropuertos en la expansión de enfermedades y pandemias. Estos lugares no sólo transportan a personas, sino también males como la gripe, SARS (un síndrome respiratorio) o la tuberculosis.

Los expertos averiguaron que algunos aeropuertos estadounidenses son más propensos a la expansión de las enfermedades. Estos resultados fueron extraídos de un análisis del volumen de tráfico y de la variedad de rutas y conexiones de otros aeropuertos.

En concreto, los aeropuertos de Nueva York, Los Ángeles y Honolulu son proclives a un contagio más rápido; encabezando este ránking el JFK (Nueva York) y el LAX (Los Ángeles).

Ruben Juanes, uno de los investigadores, se sintió sorprendido al comprobar que el pequeño aeropuerto de Honolulu se encontraba en la tercera posición de riesgo de expansión de pandemias.

En una entrevista con Voice of America, Juanes explicó el por qué: “Está en medio del océano, así que cualquier posible conexión procede de largas rutas que pueden transportar pasajeros infectados muy rápidamente, a través de miles de kilómetros. Y aunque el número de conexiones sea reducido, gran parte de éstas provienen de centros neurálgicos de Asia y Norteamérica”.

Juanes puntualizó, además, que este estudio podrá ser últil para analizar cómo se extienden las enfermedades cuando otro brote surja.

Yatta Montrell viaja habitualmente a Hong Kong y Malasia desde Los Ángeles. Cada vez que lo hace, se siente preocupada por contraer una enfermedad. “Me intento asegurar de que llevo desinfectante de manos”, explicó.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts estudió los hábitos de viaje de distintas personas, como la duración de sus viajes y de las escalas.

El profesor de Medicina Preventiva de la Universidad de California del Sur, Thomas Valente, considera que el estudio es una llamada de atención sobre la facilidad que los aeropuertos tienen para expandir las pandemias antes que otros medios de transporte.

“Los aeropuertos mueven a las personas, y cuando estás en ellos, normalmente hay un tiempo de espera del avión o de las personas que van a llegar, así que hay una gran cantidad de gente, una cerca de la otra”, explicó.

En ocasiones, una persona que viaja puede enfermarse de un mal que surgió lejos de su hogar. “No sólo vemos más enfermedades, sino que todos nos hallamos en un mayor riesgo de adquirir aquellas que surgen en otros lugares”, agregó Valente.

El director del Instituto de Salud Global de la misma universidad, Jonathan Samet, aclaró que muchas de las infecciones “se extienden simplemente porque las personas tocan las mismas superficies que están contaminadas. Y en los aviones, los baños y los pomos de las puertas son lugares potencialmente infectados”.

Expertos sanitarios aconsejan lavarse las manos frecuentemente como precaución para cualquier viajero que quiera prevenir enfermedades cuando pasar por un aeropuerto o viaja en un avión.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG