Enlaces para accesibilidad

Relacionan estrés post-traumático con genes

  • Voz de América - Redacción

Conocido como trastorno de estrés postraumático, el mal se caracteriza por grave ansiedad, estrés y depresión después de que personas experimentan un evento traumático.

Conocido como trastorno de estrés postraumático, el mal se caracteriza por grave ansiedad, estrés y depresión después de que personas experimentan un evento traumático.

El descubrimiento llevaría a la creación de una prueba de sangre para diagnosticar quienes estén en mayor riesgo.

El 7 de diciembre de 1988, dos terremotos de gran intensidad sacudieron el norte de Armenia, derribando casi todos los edificios.

En la región, donde viven 200.000 personas, más de 25.000 armenios murieron por aplastamiento en la ciudad de Spitak, la mayoría de ellos niños, dejando a los sobrevivientes devastados.

El armenio-estadounidense Armen Goenjian y sus colegas fueron al lugar para ayudar.

"En un área condensada, hubo horror, el terror, la morbilidad, la mortalidad", dijo Goenjian. "Así que estas personas fueron testigos de un traumatismo grave”.

Goenjian ayudó a establecer dos clínicas psiquiátricas para ayudar a los sobrevivientes. A lo largo de 21 años, las clínicas proporcionan servicios de salud mental a las víctimas.

Usando los terremotos de Armenia de 1988 como punto de partida, los investigadores de Goenjian han identificado dos genes que juegan un papel en el trastorno de estrés post-traumático (TEPT).

Conocido como trastorno de estrés postraumático, el mal se caracteriza por grave ansiedad, estrés y depresión después de que personas experimentan un evento traumático.

Goenjian, investigador de neurociencia en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), también supervisó la recogida de muestras de sangre de una docena de familias multigeneracionales.

De vuelta en UCLA, los investigadores analizaron el ADN de 200 sobrevivientes, en busca de la vulnerabilidad genética para el TEPT.

Se identificaron dos variantes de genes que parecen desempeñar un papel en el desarrollo del trastorno psiquiátrico, involucrados en la forma en que el cerebro regula el estado de ánimo, el pensamiento, la atención y el comportamiento.

Las personas que tenían las dos variantes de los genes eran más vulnerables a desarrollar TEPT, según los criterios establecidos por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Al identificar el efecto de los genes - llamado COMT y TPH-2 - Goenjian dijo que puede ser posible desarrollar una prueba de sangre para diagnosticar quienes están en mayor riesgo de padecer el trastorno.

"Se pueden hacer más pruebas con seres humanos y animales, y espero encontrar compañías farmacéuticas que estén interesados en la búsqueda de medicamentos para estos genes", dijo.

Hay otros genes todavía no identificados que pueden estar involucrados en el trastorno de estrés post-traumático, que también afecta a los soldados que regresan de la guerra en lugares como Irak y Afganistán.

Goenjian y sus colegas describen la herencia de los dos genes de TEPT en la revista Journal of Affective Disorders.

XS
SM
MD
LG