Enlaces para accesibilidad

Estadounidenses ven reforma de salud como un impuesto

  • Voz de América - Redacción

El principal argumento del Partido Republicano contra la Obamacare ha sido la presunta subida de impuestos, que más de la mitad de los estadounidenses esperan experimentar, según la encuesta.

El principal argumento del Partido Republicano contra la Obamacare ha sido la presunta subida de impuestos, que más de la mitad de los estadounidenses esperan experimentar, según la encuesta.

Una encuesta de la Quinnipiac University revela que un 55% de estadounidenses creen que supondrá un incremento de las tasas; pero, al mismo tiempo, un 48% apoya su aprobación

Opiniones en otros asuntos


Los participantes en la encuesta de la Quinnipiac University también respondieron preguntas sobre otros temas de actualidad como:
  • No-deportación de jóvenes inmigrantes: un 55% apoya la medida y un 39% se opone. Más de la mitad aseguran que esta decisión no influirá en su voto.
  • Ley de Inmigración de Arizona: a un 61% le gustaría aprobar una legislación en su Estado que permita comprobar el estado migratorio de una persona detenida por otros cargos.
  • Retirada de Oriente Medio: un 80% considera que el gobierno debería trabajar más en la vuelta a casa de los veteranos de Irak y Afganistán.
  • Crisis económica en los Estados Unidos: un 86% por ciento califica la economía estadounidense como "no muy buena" o "mala".
  • Crisis económica en Europa: la situación en Europa es considerada "no muy buena" o "mala" por un 81% de los encuestados. El 67% por ciento manifiesta estar "muy preocupado" o "algo preocupado" por el posible contagio de los problemas europeos a los EE.UU.
La reforma sanitaria de Obama ha creado reacciones mixtas. Según un sondeo de la Quinnipiac University, un 55% de los estadounidenses consideran que la reforma sanitaria elevará sus impuestos, frente a un 36% que no ven esta medida como un incremento de las tasas.

“El presidente Obama ha sido cuidadoso evitando hablar de impuestos, pero la mayoría de los votantes estadounidenses creen que la reforma implicará un incremento de éstos. La gran incognita es si los republicanos podrán vender la idea de que la Obamacare, como la llaman ellos, rompe su promesa de no aumentar los impuestos a aquellas personas que perciban menos de 250.000 dólares anuales”, dice Peter Brown, director adjunto del Instituto de Encuestas de la Quinnipiac University.

Al mismo tiempo, un 48% de los encuestados están de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema de aprobar la ley, frente a un 45% que no comparte esta opinión. Asimismo, un 49% de los estadounidenses cree que el Congreso de los Estados Unidos debería derogarla.

Los ánimos siguen divididos respecto a una cuestión: ¿debería cualquier ciudadano tener seguro médico de manera obligatoria? Apenas un punto de diferencia separa a los que creen que sí de los que consideran que no (un 48% frente a un 47%).

Un dato curioso, además, es que más hombres (un 50%) que mujeres (un 45%) se oponen a esta reforma.

A la hora de acudir a las urnas en noviembre, la encuesta de la Quinnipiac University arroja que más de la mitad de los votantes (un 55%), tendrán muy en cuenta la posición sobre la reforma sanitaria de su candidato a la hora de decidir si lo apoyan.

El presidente Barack Obama podría perder, según los datos del sondeo, un 27% de apoyos por esta decisión, mientras que un 12% podrá inclinarse a favor de dar su voto a Obama gracias a su posición sobre la reforma sanitaria.
XS
SM
MD
LG