Enlaces para accesibilidad

Diferencias entre Obama y Netanyahu


Netanyahu destacó que "estamos de acuerdo en que una paz basada en ilusiones", eventualmente "se va a estrellar con la realidad".

Netanyahu destacó que "estamos de acuerdo en que una paz basada en ilusiones", eventualmente "se va a estrellar con la realidad".

Netanyahu rechazó los comentarios del presidente Obama diciendo que los límites de 1967 serían indefendibles para Israel.

Tras una reunión que el presidente Barack Obama, definió como "larga y util convsersación", en la Casa Blanca, elprimer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que "no podemos volver a los límites de 1967, porque esos límites son indefendibles y porque no tienen en cuenta los cambios demográficos ocurridos a lo largo de los últimos 44 años".

En lo que fue un directo rechazo a la propuesta presentada por el presidente Obama el día anterior en su discurso para Medio Oriente y el Norte de África, el premier Netanyahu reclamó una solución "basada en la realidad".

El presidente Obama prefirió no referirse durante sus palabras de apertura a su propuesta de que Israel regrese a los límites de 1967 y dijo que "hay diferencias entre la formulación precisa" de un acuerdo de paz, "pero es lo que ocurre entre amigos", aclaró Obama.

El mandatario dijo que discutió “en profundidad” con Netanyahu, “los principios” que presentó en su discurso y afirmó que el objetivo final es “la seguridad del estado de Israel, del estado judío, lado a lado bajo condiciones seguras con un estado Palestino funcional y efectivo”.

"Israel quiere la paz, yo quiero la paz"

Al hablar ante un reducido grupo de periodistas, durante una declaración donde no respondieron a preguntas, el premier Netanyahu dijo que valoraba los esfuerzos del presidente Obama de "impulsar este proceso de paz".

La paz "es algo que queremos alcanzar", dijo Netanyahu. "Israel quiere la paz, yo quiero la paz" afirmó mirando directamente a Obama. "Sólo que a lo que aspiramos es a una paz genuina, que nos de esperanza y que podamos disfrutar", afirmó.

Destacó que "estamos de acuerdo en que una paz basada en ilusiones", eventualmente "se va a estrellar con la realidad". En su opinión, "la única paz duradera será una paz basada en la realidad, en hechos incontrastables".

Para Netanyahu, para alcanzar esa paz, los palestinos van a tener que aceptar una realidad básica". La primera, según dijo, es que "Israel está dispuesto a hacer serias concesiones por la paz".

Sin embargo, fue terminante al señalar que "no podemos volver a los límites de 1967, porque esos límites son indefendibles y porque no tienen en cuenta los cambios demográficos ocurridos a lo largo de los últimos 44 años".

También Netanyahu dijo que Israel no puede negociar con un gobierno palestino integrado por Hamas, "una organización terrorista como el presidente Obama dijo". Incluso agregó que "Hamas lo ha atacado a usted señor presidente y a Estados Unidos, por seguir las palabras de bin Laden".

Netanyahu definió a Hamas "como la versión palestina de al Qaeda" y afirmó que el presidente palestino, Mahmoud Abbas tiene una elección simple que hacer, "tiene que decidir si quedarse con el respaldo de Hamas o negociar con Israel", afirmó terminante, "y espero que elija negociar con Israel".

El tercer punto que señaló Netanyahu es la problemática de los refugiados palestinos, "que tendrá que ser resuelto en el contexto del estado palestino, pero ciertamente no en la frontera con Israel".

Reunión Obama Netanyahu

Obama y Netanyahu sostuvieron un almuerzo de trabajo este viernes 20 de mayo de 2011, en la Casa Blanca, que sirvió para discutir las tensiones generadas después que el premier israelí rechazara públicamente la propuesta del mandatario estadounidense sobre el conflicto israelí-palestina, con respecto a las fronteras israelíes, un rechazo que reiteró durante y después del encuentro.

Al mismo momento que ambos líderes se preparaban para la reunión el gobierno de Isarel anunció la construcción de 1.600 nuevas viviendas en el este de Jerusalén. Las unidades se construirán en la tierra ocupada por Israel tras la Guerra de los Seis Días en 1967. La medida es interpretada como una expresión del desacuerdo con la propuesta del presidente Obama.

En un importante discurso destinado a abordar la situación en Medio Oriente y el Norte de África, el presidente Obama dijo que las fronteras de Israel deberían estar basadas en los límites que existían antes de la Guerra de los Seis Días en 1967.

“Las fronteras de Israel y palestina debe estar basadas en las líneas de 1967 con un intercambio mutuamente acordado, para que se establezcan fronteras seguras y reconocidas para ambos estados”, dijo el presidente Obama.

Sin embargo, Netanyahu rechazó los comentarios del presidente Obama diciendo que los límites de 1967 serían "indefendibles" para Israel.

El premier israelí agregó que una retirada israelí de algunas áreas ganadas durante la guerra resultaría en dejar grandes asentamientos judíos en Cisjordania, fuera de Israel.

"Existe la idea de que Washington no entiende la realidad, no entiende a lo que nos enfrentamos", dijo un funcionario israelí a bordo del avión en que el Netanyahu viajó este viernes.

Israel dice que no puede aceptar la demanda palestina de otorgar a millones de refugiados el derecho a regresar desde los países vecinos.

Expectativas de Israel

En Israel se informó que Netanyahu espera escuchar una reafirmación del compromiso que Estados Unidos hizo con Israel en 2004, cuando el ex presidente George W. Bush dijo que Israel no debe ser forzado a retirarse a los límites previos a 1967.

El ex presidente Bush también dijo que cualquier acuerdo debe reflejar los existentes centros poblados israelíes, en referencia a los enormes asentamientos judíos en Cisjordania construidos tras la guerra de 1967.

Por su parte, los palestinos dieron la bienvenida a los esfuerzos del presidente Obama de renovar las conversaciones de paz con Israel que están estancadas desde septiembre de 2010.

Un asesor del presidente palestino Mahmoud Abbas, solicitó una reunión de emergencia para discutir los señalamientos del presidente Obama.

En tanto, el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, urgió a Netanyahu y a Abbas a responder al discurso de Obama como "estadistas y pacifistas".

Ban dijo que tiene la esperanza de que todas las partes renueven su determinación de alcanzar un acuerdo de paz.

XS
SM
MD
LG