Enlaces para accesibilidad

EE.UU. favorece a cubanos


En una oficina de Western Union en La Habana, los cubanos se mostraron encantados con la medida.

En una oficina de Western Union en La Habana, los cubanos se mostraron encantados con la medida.

La decisión del gobierno de Obama sigue a otras medidas del pasado año cuando flexibilizó las restricciones de viajes.

Una medida con doble efecto. La decisión de la oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, de autorizar a la compañía de transferencia de dinero Western Union a pagar las remesas a los cubanos en moneda nacional, en lugar de en dólares estadounidenses, no sólo les permitirá a quienes reciben el dinero evitar el recargo del 10% que se aplicaba, sino que además desestimulará el tráfico ilegal de divisas.

Desde ahora, los cubanos que reciban dinero desde Estados Unidos, ya podrán cobrar las remesas en la moneda nacional convertible sin recibir un recargo del 10%. La medida fue recibida como un regalo de Navidad del gobierno de Barack Obama.

"Antes usted recibía $80,4 pesos cubanos convertibles por cada $100 dólares que le enviaran, y ahora recibe $89,9 pesos convertibles", explicó Yeny Santanilla, una funcionaria de Western Union en Cuba. El peso convertible cubano es la moneda local que equivale a $1,08 dólares.

El cambio ayuda a los cubanos debido a que el gobierno redujo el impuesto sobre las remesas, una medida que comenzó a implementarse a partir del 20 de diciembre, señaló Phil Peters, un experto en temas cubanos de Instituto Lexington, en Virginia, en declaraciones a la agencia Reuters.

Incluso, en una oficina de Western Union en La Habana, cubanos se mostraron encantados con la medida. "Esto es fabuloso", dijo Laudelina Lilanés. "Es un poco más de dinero para nosotros y nuestras familias por allá”, en referencia a Estados Unidos, “también se sienten súper bien", afirmó.

La decisión del gobierno de Obama sigue a otras medidas del pasado año cuando flexibilizó las restricciones de viajes para que los cubano-estadounidenses puedan visitar la isla y envíen dinero a sus familiares.

Fuentes semioficiales en Cuba informaron que las remesas del exterior superaron los $1.000 millones de dólares en 2010.

XS
SM
MD
LG