Enlaces para accesibilidad

EE.UU. examina reforma de salud

  • Voz de América - Redacción

La ley establece que la mayoría de los estadounidenses obtenga un seguro médico o paguen una multa.

La ley establece que la mayoría de los estadounidenses obtenga un seguro médico o paguen una multa.

La Corte Suprema tiene opiniones divididas en cuanto a la ley sobre cuidado de salud promulgada por el presidente Barack Obama.

La Corte Suprema de EE.UU., dio muestras este martes de tener opiniones divididas acerca de la reforma de salud promulgada por el presidente Barack Obama, en el segundo día de audiencias de los magistrados para determinar la constitucionalidad de la ley.

Uno de los magistrados del tribunal de nueve miembros, Anthony Kennedy, interrogó asiduamente a representantes el gobierno acerca de la cláusula más polémica de la legislación, que obligaría a todos los estadounidenses a comprar un seguro médico antes de 2014 so pena de ser multados.

Durante dos horas de debates, Kennedy y el presidente de la Corte, John Roberts, presionaron a un abogado del gobierno para que les explicara cuál sería el límite del poder federal si alguna persona opta por no pagarse un seguro médico.

Otros cuatro jueces del tribunal, Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, dijeron creer que la ley no viola la Constitución, aunque otros dos –conservadores- Antonin Scalia y Samuel Alito, señalaron no estar muy convencidos.

En especial Scalia se mostró preocupado de que el Congreso y el gobierno federal tendrían poderes ilimitados en caso de que la ley sea ratificada.

Después de varias demandas de inconstitucionalidad por parte de detractores de la ley, la corte tiene la tarea de pronunciarse sobre la ley de reforma de la salud pública que el presidente Obama promulgó hace dos años.

La víspera

La audiencia del lunes duró hora y media de las seis que el máximo tribunal espera dedicar a debatir la legislación que ha sido impugnada por 26 estados de los 50 que tiene el país.

Los críticos de la reforma sostienen que el Congreso ha sobrepasado sus prerrogativas constitucionales al aprobar la legislación impulsada por el presidente Obama.

De inicio, el máximo tribunal comenzó analizando si las multas que deberán pagar los estadounidenses que se nieguen a proveerse de un seguro sanitario, constituyen un impuesto.

Respecto a este aspecto la jueza Ruth Bader argumentó que este “pleito no está disputando la penalidad. Esta es una demanda que está disputando la obligatoriedad de comprar y el argumento está hecho en que si, en efecto, tener que comprar es constitucional, entonces los denunciantes no podrán resistirse a la penalidad”.

El tribunal judicial decidió escuchar durante tres días los argumentos a favor y contra el denominado “Obamacare” en momentos en que los estadounidenses se preparan para una extensa campaña electoral para elegir en noviembre al presidente del país.

Ante el ambiente electoral que se vive en Estados Unidos, el precandidato presidencial republicano Rick Santorum, afirmó que “Mitt Romney es el peor candidato para ir en contra de Barack Obama sobre el tema más importante del momento, el cuidado de la salud. Esto es lo que dije ayer, y en cada intervención en el transcurso de mi campaña”.

Por su parte, partidarios de la medida, que prevé dotar de seguro médico al menos a 32 millones de estadounidense que no lo tienen, dicen que la obligatoriedad de tenerlo es necesaria para distribuir equitativamente el costo de la cobertura médica entre todos los habitantes del país.

La Corte Suprema dará a conocer su decisión en junio.

XS
SM
MD
LG