Enlaces para accesibilidad

EE.UU. escéptico de al-Assad


Estados Unidos reclamó al presidente sirio, Bashar al-Assad, acciones y no palabras.

Estados Unidos reclamó al presidente sirio, Bashar al-Assad, acciones y no palabras.

El gobierno de Estados Unidos está preocupado por la interferencia de Irán en Siria.

El gobierno de Estados Unidos reaccionó con escepticismo a la más reciente oferta de reformas propuesta por el presidente de Siria, Bashar al-Assad, durante un discurso pronunciado al comienzo de la semana.

La portavoz del departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que lo que es importante ahora son las acciones y no las palabras.

Nuland también desestimó la sugerencia del líder sirio de que extranjeros estaban detrás de semanas de protestas a las que las fuerzas de seguridad sirias han respondido con violencia, lo que ha dejado un saldo hasta el momento de por lo menos 1.400 muertos.

Según la portavoz del departamento de Estado, al-Assad “pasó mucho tiempo culpando a instigadores extranjeros, en lugar de apreciar que su propio pueblo está simplemente indignado por un régimen que se respalda en la represión, la corrupción y el temor. También hemos señalado que la vasta mayoría de los inocentes muertos en Siria perecieron a manos de las fuerzas de seguridad”.

La portavoz agregó que el gobierno de Estados Unidos está preocupado por la interferencia de Irán en Siria y que el gobierno de al-Assad ha seguido el ejemplo iraní al aplastar las protestas populares como lo hizo el régimen del presidente Mahmoud Ahmadinejad, en Teherán, después de las disputadas elecciones de 2009.

Manifestaciones del oficialismo

Mientras tanto, en Siria, decenas de miles de personas se han reunido enn manifestaciones de respaldo al presidente Bashar al-Assad, un día después de que el gobernante culpara por las recientes protestas a saboteadores, y presentara plantes para considerar reformas políticas.

Miles de manifestantes sosteniendo bandeas y fotografías de al-Assad se reunieron, este martes 21 de junio de 2011, en Damasco, la capital, mientras la televisión estatal mostró similares imágenes en otras ciudades.

También este martes, la agencia de noticias estatal dijo que al-Assad otorgó una amnistía general para crímenes cometidos antes del 20 de junio, pero no dio más detalles.

La medida sigue al discurso de 70 minutos pronunciado por el mandatario este lunes 20 de junio de 2011, en el que ofreció un diálogo nacional que comenzaría revisando nuevas leyes sobre elecciones parlamentarias, la prensa y posibles reformas a la Constitución siria.

Siin embargo, movimientos de activistas inmediatamente desestimaron sus promesas, indicando que no representan las demandas de los manifestantes que por tres meses han exigido cambios democráticos y desafiaron una férrea represión militar.

XS
SM
MD
LG