Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Escándalo de soborno en la Armada

  • Voz de América - Redacción

Los fiscales adjuntos Mark Pletcher, izquierda, y Robert Huie, conversan frente a la corte federal en San Diego, sobre la declaración de culpabilidad de Leonard Francis.

Los fiscales adjuntos Mark Pletcher, izquierda, y Robert Huie, conversan frente a la corte federal en San Diego, sobre la declaración de culpabilidad de Leonard Francis.

El contratista malasio Leonard Francis admitió haber presidido durante una década una conspiración que involucra a decenas de oficiales de la Armada de EE.UU.

Un contratista malasio en el centro de un escándalo de corrupción que afecta a la Armada de Estados Unidos se declaró culpable de soborno y fraude.

Leonard Francis admitió haber presidido una conspiración durante una década que involucra a decenas de oficiales de la Armada estadounidense, decenas de millones de dólares en fraude y millones de dólares en sobornos y regalos, incluyendo dinero en efectivo, prostitutas, cigarros cubanos y carne de Kobe.

Francis presentó su declaración de culpabilidad, el jueves, en San Diego, California.

Conocido en círculos militares como “Fat Leonard”, debido a su tamaño, Francis y su firma, Glenn Defense Marine Asia, obtuvo información clasificada de oficiales de la Armada a cambio de sobornos, lo que permitió que su compañía cobrara a las fuerzas armadas estadounidenses decenas de millones de dólares en exceso.

Los fiscales dicen que los datos clasificados incluyeron información sobre movimiento de barcos y cronogramas y posteriormente la investigación de la Armada sobre sus prácticas de facturación.

Leonard, de 50 años, será sentenciado en abril y ha acordado devolver $35 millones de dólares que obtuvo en el ardid.

Anteriormente el jueves, en la misma corte, el capitán Daniel Dusek, se convirtió en el oficial naval de mayor rango en declararse culpable en el caso. Él es uno de los cinco oficiales de la Armada en servicio y en retiro en declararse culpable hasta ahora.

Dusek admitió que usó su posición como alto oficial para asegurar que los barcos atracaran en puertos donde operaba la compañía de Francis. Autoridades indicaron que Dusek arregló, en una ocasión, que un portaaviones y su grupo de ataque hiciera escala en Port Klang, Malasia, una terminal propiedad de Francis.

Los fiscales dicen que probablemente más oficiales enfrenten cargos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG