Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: la economía en debate


El mercado de acciones de Walll Street en Nueva York, ha reaccionado con preocupación al aumento del desempleo en Estados Unidos.

El mercado de acciones de Walll Street en Nueva York, ha reaccionado con preocupación al aumento del desempleo en Estados Unidos.

Los últimos informes que revelaron que el desempleo en el mes de mayo había subido a 9,1%.

El aumento del desempleo constatado en las últimas mediciones del mercado de trabajo en Estados Unidos, relanzó el debate sobre la lenta recuperación de la economía y lo que se puede hacer para promover la expansión y crear más fuentes de trabajo.

Históricamente la recuperación de la economía de Estados Unidos se ha producido a partir de la consolidación a través del tiempo.

Sin embargo, un año y medio después de emerger de la más profunda recesión que la economía ha atravesado desde la Segunda Guerra Mundial, la expansión de la economía estaodunidense no es lo suficientemente sólida. Incluso, existen temores de que el anémico crecimiento actual pueda volver a deprimirse.

Los últimos informes que revelaron que el desempleo en el mes de mayo había subido a 9,1%, intensificaron los temores de las economistas de que la tambaleante performance actual de la economía, pueda persistir por algunos años.

De acuerdo con Robert Reich, quien se desempeñó como secretario de Trabajo en el gobierno del presidente Bill Clinton, la falta de reacción de la economía es fácil de explicar.

"El problema central se encuentra en el lado de la demanda. El 70% de la economía de Estados Unidos se basa en el consumo y los consumidores han recibido un golpe similar a haber sido atropellados por un camión", afirmó Reich.

"Los precios de las casas se han desplomado. Los aumentos de salario ajustados por la inflación han sido muy escasos.Muchos trabajos han desaparecido. Y bajo estas circunstancias, los consumidores han restringido el gasto. Si los consumidores no gastan, no se van a crear más trabajos" advirtió.

Al hablar en el programa de la cadena de televisión ABC, This Week, Reich reclamó un nuevo plan de estímulo del gobierno para promover la actividad de la economía.

Sin embargo, el senador republicano, Richard Shelby, de Alabama, se mostró totalmente en desacuerdo. “Básicamente los estímulos no han funcionado" afirmó. "Ya hemos intentado con esa fórmula", dijo Shelby.

"Creo que lo que hay que hacer es crear las condiciones para el desarrollo económico: una reforma impositiva, incentivos para la industria. Los merccados hacen crecer la economía", señaló el legislador. "Lo que hemos hecho es agrandar el gobierno, pero no hemos hecho crecer la economía”.

Por su parte, el ex secretario de Trabajo, Reich, insistió en que, cuando el sector privado se estanca, el gobierno debe intervenir. "Cuando los consumidores y los inversores privados retraen los gastos, es el gobierno el que debe cerrar la brecha", afirmó, "hemos hecho esto a lo largo de 75 años”.

Durante el gobierno del presidente Barack Obama, fue aprobado un plan de estímulo fiscal de $800.000 millones de dolares, los recortes de impuestos fueron extendidos, y se han reducido temporalmente las deducciones de los trabajadores para seguridad social.

Además, la Reserva Federal, el Banco Central de Estados Unidos, ha mantenido los intereses de los préstamos dinero en niveles históricamente bajos y ha procurado distintas formas para inyectar capital en la economía.

El senador Shelby sin embargo, sostiene que no hay mucho más que un gobierno ya endeudado pueda hacer y un nuevo paquete de estímulo, en caso de ser propuesto, no será aprobado por el Congreso.

"Lo que necesitamos hacer es crear las condiciones para que la gente invierta, para hacer ccrecer la economía e incrementar la confianza", dijo Shelby, "porque no existe mucha confianza en la economía en la actualidad".

El presidente Obama ha pedido paciencia, argumentando que la economía necesita tiempo para recuperarse después de la recesión y la crisis financiera de 2008.

En cambio, los candidatos presidenciales del Partido Republicano para las elecciones primarias que definirán el nominado para enfrentar a Obama en las presidenciales de 2012, rápidamente se han alineado proclamando que lo que el país realmente necesita es un candidato que ofrezca un nuevo liderazgo económico.

XS
SM
MD
LG