Enlaces para accesibilidad

EE.UU. y Cuba colaboran contra Posada


Posada enfrenta 11 cargos de perjurio, obstrucción y el fraude de inmigración.

Posada enfrenta 11 cargos de perjurio, obstrucción y el fraude de inmigración.

Tras medio siglo de relaciones rotas, la justicia de Estados Unidos y el gobierno de Cuba colaboran para juzgar a Luis Posada.

Tres oficiales cubanos testificarán en el juicio estadounidense de un operativo de la CIA y un militante anticomunista, acusado de mentir durante la audiencia sobre inmigración en Texas.

Se trata de un caso excepcional de cooperación entre los dos gobiernos paralizados durante más de medio siglo de rígidas relaciones.

Dos policías y un médico del estado de Cuba podrían empezar a testificar en el caso contra Luis Posada Carriles. El hombre, de 82 años y originario de Cuba, empleó parte de su vida en el uso de la violencia para desestabilizar el sistema político comunista a través de Latinoamérica antes de solicitar la ciudadanía estadounidense en 2005.

Posada no fue juzgado por sus antecedentes en le Guerra Fría, sin embargo, los fiscales estadounidenses alegan que durante las audiencias migratorias en El Paso, Posada dio falso testimonio sobre cómo había alcanzado suelo estadounidense y no reconoció la planificación de una serie de atentados en 1997 en La Habana que mataron a un turista italiano. Posada enfrenta 11 cargos de perjurio, obstrucción y el fraude de inmigración.

Se esperan tres oficiales cubanos para detallar sobre la muerte del turista italiano asesinado cuando una bomba arrasó la entrada de un bar en el Hotel Copacabana, en La Habana. Posada admite su responsabilidad en una entrevista publicada en 1998, asegurando que la intención no era matar.

Cuba y Venezuela trataron de capturarles por los ataques de 1997 y en 1976 por la bomba que mató a 73 personas, pero un juez de inmigración anterior decretó que Posada no podría ser extraditado a ninguno de los países por miedo a que fuera torturado.

Posada participó indirectamente respaldado por Estados Unidos en la malograda invasión de la Bahía de Cochinos en Cuba en 1961 antes de unirse a los militares de EE.UU. y convertirse en un agente de la CIA. En la década de 1980, ayudó a Washington prestar ayuda a los rebeldes de la Contra en Nicaragua. En 2000, fue arrestado en Panamá en un complot para matar a Castro durante una cumbre regional allí. Fue indultado en 2004.

XS
SM
MD
LG