Enlaces para accesibilidad

Estados Unidos y Brasil comparten optimismo sobre la Ronda de Doha


El canciller brasileño Celso Amorim y el Representante de Comercio de Estados Unidos, Ron Kirk, en el Palacio de IItamaraty.

El canciller brasileño Celso Amorim y el Representante de Comercio de Estados Unidos, Ron Kirk, en el Palacio de IItamaraty.

El año pasado la Organización Mundial de Comercio tuvo que abandonar su intento de alcanzar un acuerdo, después de que los países industrializados y las naciones en desarrollo manifestaran profundas diferencias sobre los subsidios agrícolas.

El representante comercial estadounidense, Ronald Kirk concluyó su visita de dos días a Brasil, con un encuentro en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería brasileña, con el Ministro de Relaciones Exteriores, Celso Amorim.
Tras la reunión, Amorim y Kirk destacaron ante la prensa la intención conjunta de impulsar la Ronda de Comercio de Doha y también insistieron en señalar que trabajarán para mejorar las relaciones comerciales entre ambas naciones.
Al hablar sobre la Ronda de Doha, ambos ministros manifestaron optimismo sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo de la Ronda Global de Comercio que fue lanzada en 2001 y que debería concluir en el 2010.
En la conferencia de prensa, el representante de Comercio estadounidense, Ron Kirk, reconoció que inicialmente era muy escéptico sobre las posibilidades de lograr el éxito en la ronda de comercio global. Sin embargo Kirk dijo que ahora se puede percibir que “estamos haciendo progresos y que la voluntad política está cambiando ".
Por el parte, el canciller Amorim también coincidió en manifestar optimismo sobre la posibilidad de cerrar en forma exitosa la Ronda de Doha. El año pasado la Organización Mundial de Comercio tuvo que abandonar su intento de alcanzar un acuerdo, después de que los países industrializados y las naciones en desarrollo manifestaran profundas diferencias sobre los subsidios agrícolas.
Amorim dijo que Brasil y Estados Unidos están convencidos de que “es posible concluir las negociaciones en 2010”, aunque reconoció que esto “naturalmente va a requerir un gran esfuerzo", aunque valoró “la voluntad política que han expresado los principales líderes" mundiales.
Por otra parte, el canciller brasileño también dejó claro ante los medios de prensa, que Brasil no estaba considerando iniciar conversaciones bilaterales de libre comercio con Estados Unidos y por fuera del bloque sudamericano del Mercosur.
En cambio, tanto Amorim como Kirk evitaron hacer cualquier referencia a la decisión anunciada hace dos semanas por la Organización Mundial de Comercio, de autorizar a Brasil a sancionar a Estados Unidos por 800 millones de dólares, por los subsidios concedidos por el gobierno estadounidense a sus productores de algodón.
Inicialmente se había señalado que el representante comercial, Ron Kirk ofrecería a Brasil nuevos acuerdos para evitar las sanciones. Incluso durante la reunión realizada en la sede de la Cámara de Comercio Estadounidense en Sao Paulo –AMCHAM–, Kirk mencionó la posibilidad de firmar nuevos acuerdos de inversión.
Brasil por su parte, ha manifestado a través del propio Amorim, que hará cumplir la decisión de la OMC, y aplicará las sanciones en áreas específicas, como forma de llamar la atención de Washington, apostando a que la medida ayude a generar un cambio en la política comercial estadounidense.

XS
SM
MD
LG