Enlaces para accesibilidad

EE.UU. se enfrentará a Brasil


El equipo de fútbol de la selección estadounidense ocupa el puesto número uno en el ranking mundial de la FIFA.

El equipo de fútbol de la selección estadounidense ocupa el puesto número uno en el ranking mundial de la FIFA.

Estados Unidos sufrió su primera derrota en el último partido de juego de grupo contra Suecia, quien se ubicó como líder del Grupo C.

El equipo de fútbol femenino de Estados Unidos no pudo batir a Suecia y se tuvo que conformar con el segundo puesto del Grupo C en el Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA, que se juega en Alemania.

Las estadounidenses ganaron la medalla de oro en las Olimpiadas de 2008, también llegaron a la Copa Mundial como número uno según el ranking mundial.

Por eso, este equipo tiene grandes expectativas especialmente después de la manera en que el equipo de 1999 cautivó a la entera nación durante la Copa Mundial de ese año cuando tuvieron una de las actuaciones internacionales más destacadas de la historia del país.

Sin embargo, en esta ocasión el camino a la gran final no será fácil.

El juego contra Suecia, en donde Estados Unidos sufrió su primera derrota, dejó en evidencia que el resto de equipos vienen mejor preparados que en torneos pasados. Las mujeres del equipo nacional sólo necesitaban un empate para que eludir a Brasil en la etapa de cuartos de la final pero los goles de Lisa Dahlkvist y Nilla Fischer dieron finalmente a las suecas a conseguir la victoria por 2-1.

“Aunque esta vez perdimos, si tomamos un camino diferente (en los próximos juegos) podremos continuar ganando”, dijo la entrenadora del equipo estadounidense, Pia Sundhage.

Quizás haber perdido servirá como un llamado de atención para el equipo de las “barras y las estrellas”. Durante los dos partidos anteriores el equipo lució relajado, contento y confiados de que ganarían. Y lo hicieron sin problemas, marcando cinco goles.

En realidad las esperanzas siguen altas. Estados Unidos avanzó a la siguiente fase del Mundial y tiene una selección muy compacta, con jugadoras experimentadas, como su capitana, Christie Rampone y Abby Wambach quien marcó el único gol contra Suecia.

Estados Unidos ya ha demostrado que perder un partido no es el fin de la competencia. En las Olimpíadas de 2008 el equipo perdió el primer partido de juego y a lo que siguieron 5 victorias consecutivos además de coronarse como campeonas. Esperemos que la historia se repita.

XS
SM
MD
LG