Enlaces para accesibilidad

Régimen de al-Assad sin futuro

  • Voz de América - Redacción

La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas, dice que al menos 3.500 personas han sido asesinadas en el marco de la brutal represión.

La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas, dice que al menos 3.500 personas han sido asesinadas en el marco de la brutal represión.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dijo a la Voz de América, que 17 personas fueron asesinadas por las fuerzas represoras del régimen este miércoles.

El régimen del presidente de Siria, Bashar al-Assad está llegando a su final, en momentos en que la presión de las sanciones de Estados Unidos y la comunidad internacional y las aspiraciones democráticas del pueblo sirio, están dando los resultados esperados sostuvieron autoridades estadounidenses.

El secretario de Estado adjunto, Jeffrey Feltman dijo ante el subcomité de relaciones exteriores del Senado de Estados Unidos, que los ingresos petroleros de Siria son casi inexistentes y los bienes del gobierno de al-Assad que están en las bancos de Estados Unidos y Europa están congelados.

Feltman dijo que Siria está casi apartado del sistema financiero internacional y sus reservas monetarias comienzan a acabarse, lo que hace que más sirios vean al régimen como insostenible.

También el diplomático estadounidense urgió a la Liga Árabe a tomar una posición más firme contra el régimen de al-Assad como parte de los esfuerzos internacionales coordinados para forzar al gobernante sirio a deponer el poder sin que sea necesario usar recursos militares.

Sin embargo, el gobierno sirio continúa con la ola de mortal represión contra los manifestantes en todo el país. Un grupo de derechos humanos de Siria, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dijo a la Voz de América, que 17 personas fueron asesinadas por las fuerzas represoras del régimen este miércoles 9 de noviembre de 2011, seis de ellas en la capital, Damasco.

El informe no pudo ser confirmado por fuentes independientes, debido a que Siria ha prohibido a la mayoría de los periodistas extranjeros que trabajen en el país.

La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas, dice que al menos 3.500 personas han sido asesinadas en el marco de la brutal represión desde que comenzaron las manifestaciones contra el gobierno en marzo de 2011.

También este miércoles, Washington advirtió a los opositores que no acepten la oferta de aministía si dejan las armas, debido a los antecedentes de la falta de confianza, brutal represión, torturas y abusos contra los opositores.

La semana pasada el gobierno de al-Assad dijo que le daba a los manifestantes armados una semana para entregarse. El régimen sirio ha prometido que quienes se entreguen y no hayan matado a nadie, serían liberados en un breve plazo.

Sin embargo, el departamento de Estado, alertó a los oponentes que "no sería inteligente" aceptar la oferta. La recomendación inicial de Estados Unidos, motivó una furiosa reacción del régimen sirio, que acusó a Estados Unidos de promover la sedición, el asesinato y el terrorismo.

El viceportavoz del departamento de Estado, Mark Toner dijo que la reacción hostil de Siria a la posición estadounidense era parte de los esfuerzos del gobierno de al-Assad de intentar involucrar a Estados Unidos en el conflicto, que en realidad, afirmó Toner, es entre el régimen sirio y su propio pueblo.

A la vez, la Liga Árabe anunció una reunión de emergencia para el sábado 12 de noviembre de 2011, para analizar lo que definieron como "el fracaso del gobierno de Siria para terminar con la violenta represión contra los manifestantes. Bajo el plan de paz dde la Liga Árabe firmado por Siria la semana pasada, el gobierno de al-Assad prometió retirar las fuerzas de seguridad de las calles e iniciar un diálogo con la oposición, lo que de hecho no se ha concretado.

XS
SM
MD
LG