Enlaces para accesibilidad

¿Se aleja EE.UU. de Latinoamérica?

  • Gesell Tobías - Washington, DC

Los mandatarios de Latinoamérica parecen estar más alejados de EE.UU. en la última década, lo que, según funcionarios estadounidenses, podría poner en peligro la seguridad de la región.

Los mandatarios de Latinoamérica parecen estar más alejados de EE.UU. en la última década, lo que, según funcionarios estadounidenses, podría poner en peligro la seguridad de la región.

Una comisión del Congreso discutió la actual relación entre Estados Unidos y los países de Latinoamérica la que consideran como lejana y poco productiva.

La subcomisión del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes realizó una audiencia sobre el alejamiento o desvinculación de Estados Unidos con América Latina.
La actual relación entre ambas regiones también enfrenta riesgos económicos y de seguridad para la región.

“He convocado esta audiencia porque estoy profundamente preocupado porque la negligencia de la Administración está afectando nuestros intereses comerciales en esa zona y socavando nuestra capacidad para defender la libertad y la libertad económica para aquellos en Cuba, Venezuela y otras partes, donde los derechos democráticos básicos han sido despojados a cambio del estatismo y el autoritarismo”, dijo el representante republicano Matt Salmon y quien presidió la subcomisión.

Según Salmon, la desvinculación del actual gobierno estadounidense con los países de la región ha ofrecido a otras naciones como Rusia, Irán y China, la oportunidad de acercarse a países como Nicaragua, Venezuela y Cuba, incrementar sus ventas militares y hasta establecer bases militares en la región.

“Incluso se le ha permitido a Irán una presencia diplomática y cultural, con la intención de burlar las sanciones y establecer una presencia cercana a nuestras fronteras”, argumentó Salmon.

La legisladora por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, fue más específica y advirtió que en países como Venezuela, el gobierno “asesina y tortura” a estudiantes pacíficos que luchan por conseguir una nación democrática.

Ros-Lehtinen aseguró que incluso entidades como la Organización de Estados Americanos han ignorado lo que ocurre en Venezuela y la llamó como una institución fracasada.

“La OEA es una organización fracasada. El pasado viernes la diputada venezolana, invitada por el gobierno de Panamá, María Corina Machado, intentó hablar sobre los derechos humanos y la democracia de su país, pero la OEA rechazó escucharla. ¡Que insulto!”, dijo Ros-Lehtinen ante los miembros de la comisión.

Por su parte, el legislador demócrata por Nueva York, Gregory Meeks, aseguró que Estados Unidos no puede considerar enemigos a todas las naciones que no compartan su opinión.

Meeks aseguró que EE.UU. no puede negar que la democracia en la región ha mejorado en la última década y que presidentes como Evo Morales, aunque no sean del agrado de Washington, fueron elegidos democráticamente y se debe respetar su soberanía.

“No puede ser siempre lo que nosotros digamos, sin considerar lo que ellos hacen, se debe tomar en cuenta lo que piensan y hacerlo con respeto”, dijo Meeks.

Según el demócrata, ese es el mejor camino para mejorar las dañadas relaciones entre EE.UU. y América Latina.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG