Enlaces para accesibilidad

Confirman muerte de rehén estadounidense

  • Voz de América - Redacción

La Casa Blanca confirmó que Kayla Mueller, secuestrada por el grupo terrorista Estado islámico en Alepo, Siria, en 2013, efectivamente murió en Siria.

La Casa Blanca confirmó la muerte de una trabajadora de ayuda estadounidense tomada como rehén por el grupo terrorista Estado islámico en Siria.

En un comunicado, después de que el FBI notificó la muerte a sus padres, la Casa Blanca expresó las condolencias a la familia de Kayla Mueller, de 26 años.

Vea aquí la carta que envió Kayla Mueller a sus padres.

"Es con profunda tristeza que nos hemos enterado de la muerte de Kayla Jean Mueller. En nombre del pueblo estadounidense, Michelle y yo expresamos nuestras profundas condolencias a la familia de Kayla, sus padres, Marsha y Carl, y su hermano Eric y su familia, y a todos los que amaban a Kayla profundamente", dice el comunicado.

"En este momento de inimaginagle sufrimiento, el país comparte su pesar" agrega la declaracion de la Casa Blanca.

La familia de Mueller dijo también en un comunicado que estaba "desconsolada" por la muerte de Kayla y difundió una copia de una carta que la voluntaria escribió en el 2014 mientras estaba en cautiverio.

El martes en la tarde, familiares y amigos de kayla recordaron a la joven estadounidense.

Sus tía Lauri la recordó como una persona positiva que buscaba hacer el bien en el mundo.

"Kayla era una combinación de [sus padres] Marsha y Carl. Ella era generosa, cariñosa y con compasión como nuestra hermana Marsha. Ella era fuerte, motivada y apasionada como nuestro cuñado Carl", dijo.

"Ella era un espíritu libre siempre protegiendo a aquellos que sufrían y querían que su voz fuese escuchada", agregó.

Mueller estaba en Siria realizando trabajo humanitario cuando fue secuestrada el 4 de agosto de 2013 cuando salía de un hospital en Alepo.

El grupo militante Estado islámico había dicho el viernes que Mueller, de Prescott, Arizona, murió en un ataque aéreo llevado a cabo por Jordania, pero el gobierno jordano desestimó la declaración como propaganda criminal y EE.UU. dijo que no había recibido evidencia o confirmación.

El gobierno estadounidense todavía no está seguro de cómo murió Muller.

XS
SM
MD
LG