Enlaces para accesibilidad

Irak: Estado islámico destruye Nimrud

  • Voz de América - Redacción

En un nuevo acto de genocidio cultural, el grupo extremista derriba casi tres mil años de historia.

El Estado islámico destruyó la antigua ciudad asiria de Nimrud, en el norte de Irak, un sitio arqueológico cerca del río Tigris cuya destrucción es parte de una campaña continua que "constituye un crimen de guerra", según la directora de la Unesco.

Según funcionarios iraquíes y residentes locales, los extremistas se trasladaron al sitio de tres mil años de antigüedad poco después de las oraciones del mediodía el jueves, con vehículos militares pesados, saqueando y arrasando artefactos culturales.

"Luego se procedió a nivelar el sitio al suelo", dijo un miembro de la tribu a la agencia de noticias Reuters. "Solían haber estatuas y paredes, así como un castillo que el Estado islámico ha destruido por completo".

Un funcionario iraquí reconoció que la magnitud de la destrucción no se conoce todavía.

El secretario de Estado de EE..UU., John Kerry, condenó la destrucción del sitio arqueológico.

"Estos actos depravados son un asalto al patrimonio del pueblo de Irak y Siria por una organización con una ideología en bancarrota y tóxica", dijo Kerry.

"Este burdo intento de borrar la herencia de una antigua civilización en última instancia fallará. Ningún terrorista puede reescribir la historia", añadió Kerry en un comunicado.

Los extremistas "desafían la voluntad del mundo y los sentimientos de la humanidad" con su vandalismo continuo, señaló por su parte el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Irak en un comunicado.

"Dejando estas pandillas sin castigo les animará a eliminar la civilización humana en su totalidad, especialmente la civilización mesopotámica, que no puede ser compensada", agregó el ministerio.

El ministerio solicitó ayuda al Consejo de Seguridad de la ONU.

"Nada es seguro"

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, condenó el viernes el asalto como "un nuevo ataque contra el pueblo iraquí, que nos recuerda que nada está a salvo de la limpieza cultural que vive el país”.

Bokova agregó que la comunidad internacional tiene que responder a un nuevo hecho de genocidio cultural.

"No podemos permanecer en silencio. La destrucción deliberada del patrimonio cultural constituye un crimen de guerra", dijo, apelando a "toda la comunidad internacional" para "poner fin a esta catástrofe".

Mechtild Rossler, subdirector del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO en París, dijo temer que al menos tres tumbas reales en Nimrud pueden haber sido afectados.

Nimrud no está en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, pero Rossler dijo que la ciudad sin duda tiene "un potencial valor universal excepcional".

"Nimrud se ha mencionado en los textos sagrados de todo el mundo", incluyendo el Corán y la Biblia, “por lo que es una total falta de comprensión que sea destruido", continuó Rossler. "Estas personas están destruyendo su propia historia y su propia identidad".

El ataque es parte de la campaña de los extremistas para aterrorizar, mientras borran los signos de la historia preislámica o no musulmán de Irak y Siria bajo su control.

El área incluye la llamada cuna de la civilización, que generó un mosaico de religiones y grupos étnicos.

Nimrud encuentra a unos 30 km al sureste de Mosul, donde un vídeo del Estado islámico publicado la semana pasada mostró a yihadistas arrasando a través del Museo de Mosul, derribando estatuas antiguas y algunas réplicas, golpeándoles con mazos.

Los arqueólogos habían temido que Nimrud sería el siguiente en la lista yihadista. Ocupado desde la prehistoria, la ciudad asiria alcanzó su cenit durante el reinado del rey Asurbanipal II entre el 883 y 859 AC.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG