Enlaces para accesibilidad

¿Cómo luchar contra el Estado islámico?

  • Voz de América - Redacción

Expertos dicen que Occidente aun no entiende lo que impulsa al Estado islámico y sus seguidores.

Expertos dicen que Occidente aun no entiende lo que impulsa al Estado islámico y sus seguidores.

El aspecto teológico del grupo extremista hace necesario que sean los mismos musulmanes, y no la coalición internacional, quienes los descrediten.

A medida que Estados Unidos y sus aliados continúan batallando al grupo extremista Estado islámico, analistas señalan que los occidentales están luchando para entender la ideología y motivaciones de los terroristas.

Esa comprensión es clave, dicen, para influir en potenciales reclutas en Occidente y encontrar la manera de luchar de mejor forma al grupo en el campo de batalla.

La estrategia militar del gobierno de Obama combina ataques aéreos con la capacitación a combatientes locales.

Estados Unidos también está llevando a cabo una campaña de "poder blando" - un esfuerzo para disuadir a potenciales reclutas y simpatizantes del grupo extremista. Los proyectos están siendo dirigidos a jóvenes que se han unido en números alarmantes de todo el mundo.

Pero algunos expertos dicen que Occidente aun no entiende lo que impulsa al Estado islámico y sus seguidores.

"[Estados Unidos] no entiende el movimiento ... que ni siquiera entendemos la idea", dijo el mayor general Michael Nagata, comandante de Operaciones Especiales en el Oriente Medio, según el New York Times.

Los antecedentes de la lucha de Washington contra grupos radicales islámicos no son alentadores, según el autor Tawfik Hamid, un defensor del Islam moderado y un erudito en el Instituto Potomac de Estudios Políticos.

"Yo no creo que nadie en Occidente sabe cómo acercarse a esta forma de pensar, se trata de un modo de pensar complejo que necesita una manera específica", dijo.

"El motivo principal es teológico", dijo. "Es para subyugar y dominar el mundo [para] el beneficio del Islam."

Las naciones occidentales crean campañas de contranarrativa con sus propios modelos de pensamiento, dijo Hamid.

"Ellos tratan de resolverlo desde su modo de entender, que a veces puede agravar las cosas en lugar de disminuirlas", dijo.

Sin embargo, "este es un problema nuevo que no encaja en el tipo tradicional de pensamiento occidental", dijo.

Una manera de entender al Estado islámico es observar su relación con Al-Qaida, según Robert McFadden, un veterano analista de inteligencia y actualmente vicepresidente de Grupo Soufan, un grupo de seguridad y de investigación con sede en Nueva York.

"Es un ciclo muy, muy vicioso dentro de este tipo de extremismo. Muchos de los miembros de Al-Qaida con los que he hablado, es como si vinieran con el mismo guión sobre el verdadero camino al Islam – tal como lo practican - uno más estrecho que el ancho de una hoja de afeitar ", dijo." Es casi como si estuvieran en un concurso para ser más islámicos que los demás. Ellos están constantemente acusando a otros de no seguir las leyes de Dios y de ser anti-islámicos".

Los analistas dicen que los extremistas del Estado islámico justifican su campaña brutal en la comprensión del Corán y las profecías del siglo séptimo.

Su propaganda incluye videos de extremistas repartiendo castigos violentos, incluyendo decapitaciones en masa de cristianos, la grabación de la ejecución un piloto jordano quemado vivo, y esclavizando a las mujeres que el grupo ha capturado.

La violencia descarada del grupo busca, en parte, hostigar a Occidente en una última batalla, según Peter Bergen, analista de seguridad nacional de CNN.

"Tienen este tipo de visión apocalíptica de que son parte de los últimos tiempos", dijo. "Hay una lucha cósmica entre el bien y el mal, y ellos están en el lado del bien".

Y es por eso, que los líderes parecen querer luchar contra Occidente en una batalla más amplia.

"Estado islámico está hambriento, sediento de que Estados Unidos y los países no musulmanes vayan de manera contundente [a] Irak y Siria", dijo McFadden.

Pero la estrategia puede ser contraproducente.

"Quieren eso, pero es mejor tener cuidado con lo que están pidiendo", dijo.

Aún así, Occidente necesitará ayuda desde dentro de la región.

"Creo que Estados Unidos puede desempeñar un papel en esto, pero en última instancia, las voces más creíbles van a estar dentro del mundo islámico", dijo Philip Crowley, ex subsecretario de Estado para asuntos públicos.

"Empieza con importantes figuras de autoridad en el Medio Oriente", dijo, añadiendo que ya se han producido fuertes declaraciones del presidente de Egipto y del gran mufti de Arabia Saudita.

Y, como Bergen señala, Estados Unidos se enfrenta a un dilema en su lucha contra el Estado islámico.

"Creo que tenemos un problema tipo ‘beso de la muerte’, porque somos el gobierno de Estados Unidos", dijo. "Podemos hacer retroceder al Estado islámico como un grupo asesino de personas, que es objetivamente cierto, pero en realidad no podemos debatir en un debate teológico con ellos. Esto es responsabilidad del mundo islámico, no la nuestra".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG