Enlaces para accesibilidad

Fuerzas especiales de EE.UU. matan a líder del EI

  • Voz de América - Redacción

Fuerzas de seguridad defienden su cuartel de un ataque de extremistas del grupo Estado islámico.

Fuerzas de seguridad defienden su cuartel de un ataque de extremistas del grupo Estado islámico.

Uno de los líderes del grupo yihadista Estado Islámico fue abatido por fuerzas especiales de EE.UU.

Fuerzas especiales del ejército de EE.UU. mataron a un importante comandante del grupo Estado islámico en una operación realizada en Siria la madrugada del sábado, en la que también capturaron a su esposa, según informaron la Casa Blanca y el Pentágono.

La operación tenía como objetivo la captura de Abu Sayyaf, quien, según Washington, estaba involucrado en las operaciones militares y financieras del grupo Estado islámico, incluyendo operaciones comerciales petroleras en el mercado negro, lo cual financia la mayoría de las actividades del grupo.

Según la Casa Blanca, el presidente Barack Obama ordenó al Pentágono la realización de la operación en al-Amr, el viernes, con personal estadounidense actualmente en Irak.

Los miembros de la Fuerza Delta que volaron desde Irak en helicópeteros Black Hawk y V-22 Ospreys fueron recibidos con fuego casi inmediatamente por los militantes al aterrizar en al-Amr, cerca de los campos petroleros en el noreste de Siria, de donde los yihadistas generan ingresos por la venta del crudo en el mercado negro.

De acuerdo a funcionarios estadounidenses el combate con los militantes fue casi cuerpo a cuerpo.

"Durante el curso de la operación, Abu Sayyaf fue asesinado al encontrarse con las fuerzas estadounidenses", dijo la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan.

La operación se realizó "con el pleno consentimiento de las autoridades iraquíes" y es "compatible con el derecho nacional e internacional", añadió.

Un funcionario estadounidense dijo que Sayyaf era tunecino.

La esposa del comandante asesinado, conocida como Umm Sayyaf, se encuentra detenida, mientras una joven yazidí que vivía como esclava de la pareja fue liberada.

No hubo bajas de muertos o heridos estadounidenses en el ataque.

“La operación representa otro gran golpe al Estado Islámico, y es un recordatorio que EE.UU. nunca vacila en negar refugio a los terroristas que amenazan la seguridad de nuestros ciudadanos, y a los de nuestros amigos y aliados”, declaró el Secretario de la Defensa de EE.UU., Ash Carter.

EE.UU. y otros países aliados han realizado bombardeos aéreos diariamente contra blancos del EI en Siria e Iraq por meses, pero han limitado estrictamente la participación de la infantería.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el ataque en que murió el comandante islamista no fue resultado de colaboración alguna con el gobierno de Bashar Assad.

Sin embargo, los medios de comunicación sirios dijeron que las fuerzas armadas del gobierno de Siria también han perseguido milicianos del EI en el área de al-Omar, al oeste de Deir Ezzor, lo cual tuvo como resultado las muertes de “un gran número” de combatientes y un alto cargo del Estado islámico. Identificaron al comandante como Abu al-Teem al-Saudi, un natural de Arabia Saudita.

El Observador Sirio de Derechos Humanos basado en el Reino Unido, confirmó un ataque en un campo petrolero, pero no le atribuyó al gobierno sirio la muerte de 19 personas allí.

El Estado islámico tomó control de los campos petroleros importantes en Siria en junio, cuando los milicianos invadieran las regiones norteñas y orientales del país.​

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG