Enlaces para accesibilidad

Nueva Zelanda llora por los mineros


Las familias de los mineros estuvieron asistidas desde que se produjo la segunda explosión.

Las familias de los mineros estuvieron asistidas desde que se produjo la segunda explosión.

Nueva Zelanda está condolida por la muerte de los mineros atrapados tras una segunda explosión dentro de la mina.

Residentes de todo el país se unieron al dolor de las familias de los 29 mineros que perdieron la vida en el interior de una mina.

Es el mayor desastre minero que registra Nueva Zelanda en décadas. Las banderas ondeaban a media asta y las campanas de las iglesias repicaron en todo el país, en muestra del duelo nacional. Los equipos deportivos prometieron recordar a los mineros llevando brazaletes blancos.

El primer ministro John Key recibió a los afligidos familiares, a quienes prometió que iniciará una investigación de la tragedia, causada por dos explosiones de gas subterráneo en la mina de carbón Pike River, en South Island, Nueva Zelanda.

Las autoridades advirtieron que podrían pasar semanas e incluso meses antes de que se recuperen los cuerpos debido a que continúa la acumulación de metano y otros gases en dos kilómetros en el interior de la mina.

Una explosión habría provocado un humo en el interior de la mina de carbón demasiado peligroso para que los rescatistas ingresaran en ella.

La compañía minera divulgó unas imágenes en las que se puede observar el polvo saliendo de la mina durante unos 50 segundos tras el momento de la explosión el 19 de noviembre de 2010. Los familiares de los mineros tuvieron acceso al vídeo antes de que se entregara a la prensa.

Las autoridades comunicaron que los niveles de gases explosivos y venenosos dentro de la mina continuaban siendo demasiado elevados para enviar rescatistas.

XS
SM
MD
LG