Enlaces para accesibilidad

Esperanza para los VIH positivos

  • Sara Schonhardt

Koesmayadi también es un ex usuario de drogas y VIH positivo.

Koesmayadi también es un ex usuario de drogas y VIH positivo.

En Indonesia, un activista utiliza el fútbol como herramienta para ayudar a los drogadictos con VIH a enfrentar sus problemas.

Dado que los usuarios de drogas a menudo tienen comportamientos riesgosos como intercambiar agujas sucias, corren mayor riesgo de infectarse con VIH, el virus que causa el SIDA.

Muchos de los infectados luchan por lidiar con su adicción, el tratamiento del VIH y el estigma social asociado al SIDA.

En Indonesia, un activista llamado Ginan Koesmayadi adoptó un enfoque diferente a la rehabilitación y utiliza el fútbol para ayudar a los adictos infectados con VIH a mantenerse fuera de las drogas y mostrar al mundo que pueden llevar una vida normal.

Ginan Koesmayadi inició un equipo de fútbol de drogadictos infectados con VIH para que se alejaran de su adicción. Pronto se dio cuenta de que este juego podía ser clave para la recuperación y la aceptación en la sociedad de estas personas.

“Aumenta la confianza de una persona con VIH. Y puede mostrarle a la sociedad que nosotros podemos hacer lo que la gente normal hace, por lo que la marginación de las personas con VIH en la sociedad puede ser reducida a través del fútbol”, dijo a VOA.

Koesmayadi también es un ex usuario de drogas y VIH positivo. Es cofundador de Rumah Cemara, un centro de rehabilitación de drogas en la ciudad de Bandung. La mayoría de los que trabajan allí son ex drogadictos. Koesmayadi dice que su experiencia los ayuda a relacionarse mejor con los que luchan contra las drogas.

El año pasado, el equipo de fútbol de Rumah Cemara ganó el campeonato anual patrocinado por la Junta Nacional de Fiscalización de Estupefacientes de Indonesia.

Y en septiembre, representarán a Indonesia en la Copa del Mundo para las personas sin techo en Brasil. Todo gracias a Koesmayadi y su equipo.

XS
SM
MD
LG