Enlaces para accesibilidad

España: rey Juan Carlos se disculpa por caza de elefantes

  • Voz de América - Redacción

El rey de España, Juan Carlos, en un viaje del 2007 a El Salvador

El rey de España, Juan Carlos, en un viaje del 2007 a El Salvador

La inusual declaración pretende amainar la crisis más importante vivida por la corona española desde su restauración.

El rey Juan Carlos de España pidió disculpas este miércoles 18 por su viaje de cacería a Botsuana, tratando de responder a la lluvia de críticas que ha recibido, por la falta de transparencia de esa aventura, su coste y porque se trataba de la caza de elefantes.

"Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir", dijo en unas breves declaraciones, tras recibir el alta médica en un hospital de Madrid donde fue intervenido de una fractura en la cadera derecha que se produjo durante ese viaje.

“Agradezco al equipo médico y a la clínica cómo me ha tratado. Estoy deseando retomar mis obligaciones. Lo siento mucho”, dijo el rey a los medios estatales con los que habló.

La inusual declaración “pretende amainar la crisis más importante vivida por la Corona desde su restauración”, escribió el periódico El País este mismo día.

El monarca viajó a Botsuana casi en secreto, invitado por el empresario saudí Mohamed Eyad Kayali, residente desde hace años en España. El gobierno de Mariano Rajoy había sido advertido de sus intenciones, pero el resto del país se enteró cuando la Casa del Rey comunicó que había sido intervenido de una fractura de cadera provocada por un accidente sufrido el viaje.

La situación empeoró al darse a conocer una fotografía de don Juan Carlos con un elefante abatido. No sólo saltaron los ecologistas, sino el resto de la ciudadanía y es que España vivía en los días del viaje una de las semanas más duras para su economía.

Un viaje de caza mayor a África no es para todos los bolsillos. El safari podría haber costado, en función del animal que fuese el objetivo de la cacería, un mínimo de 10.000 euros ($13.000) y a partir de 30.000 (unos $39.000) si el objetivo era un elefante, uno de los “cinco grandes”. A partir de dicha cantidad, los precios se pueden multiplicar según las condiciones del safari y el número de animales abatidos.

Con el viaje del rey Juan Carlos incluso ha tenido que ver la presidenta argentina Cristina Fernández, quien el lunes pasado, entre la larga lista de reproches a la expropiada empresa española YPF-Repsol, comentó sobre un gráfico de la caída de reservas de petróleo : “parece casi la trompa del elefante, esta última parte, la trompa del elefante... ¡En fin!", suspiró la presidenta dejando la frase en el aire.

Minutos después de que el Rey abandonara el hospital, el Partido Popular en el gobierno emitió un breve comunicado expresando su respaldo a don Juan Carlos. Ha sido el primer partido político en pronunciarse tras las declaraciones del monarca.

"El Partido Popular muestra su respeto a una monarquía que está en sintonía con lo que el pueblo español espera y necesita de ella", afirma el comunicado que concluye: "Asimismo, el Partido Popular desea a su Majestad el Rey su pronta recuperación".

La dirección Partido Socialista español también ha valorado el gesto del Rey al reconocer que se ha equivocado con su viaje a Botsuana y ha considerado que el jefe del Estado "ha hecho bien en disculparse".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG