Enlaces para accesibilidad

España: Un voto de castigo

  • Voz de América - Redacción

Miles de españoles salieron de sus casas para sufragar. Durante la mañana la mayoría eran adultos mayores. Los jóvenes prefieren hacerlo por la tarde.

Miles de españoles salieron de sus casas para sufragar. Durante la mañana la mayoría eran adultos mayores. Los jóvenes prefieren hacerlo por la tarde.

Los centros de votación lucían a tope en la mañana del domingo en algunas ciudades de España, a pesar del 35% de indecisos que se calcula.

Miles de españoles salieron desde muy temprano por la mañana para ejercer su derecho al voto y elegir al próximo líder que esperan los saque de la crisis económica en la que está inmerso el país.

Durante las primeras horas del día algunos centros de votación en ciudades como Pamplona, al norte del país, lucían a tope con decenas de ciudadanos, en su mayoría adultos mayores, ansiosos por sufragar.

“Esto parece una explosión demográfica”, comentó uno de los oficiales de urna. Se esperaba que los jóvenes, quienes hasta ese momento brillaban por su ausencia, votaran por la tarde “porque seguramente están todos dormidos”, dedujo uno de los votantes.

Días atrás las conversaciones en los bares y restaurantes de toda España sustentaban los resultados más recientes de las encuestas que aseguran que Mariano Rajoy, candidato opositor del Partido Popular, se alzará con la victoria.

“En realidad ganaría cualquier candidato que presentara el Partido Popular. No importa quien sea, lo que pasa es que se está castigando a los socialistas”, aseguró a la Voz de América María Muñoz, periodista de un medio impreso local.

Muchos concuerdan con que las propuestas del oficialista Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), son “más concretas, pero ahora todos quieren ajusticiar a (José Luis Rodríguez) Zapatero”, por la crisis económica que ha dejado sin empleo a unos 5 millones de españoles, en su mayoría jóvenes recién graduadados.

En apenas tres años, España, que era la cuarta mayor economía de la zona euro pasó de un crecimiento acelerado en relación a sus pares del bloque, a un estancamiento.

“Yo creo que los jóvenes están muy indecisos. Nadie está contento ni con Rajoy ni Rubalcaba. Rajoy no tiene prestigio ni dentro de los populares. Piensan que es buena persona, pero que no tiene liderazgo ni personalidad. Pero es un voto castigo para los socialistas”, dijo a la Voz de América Ignacio Labarga, un jóven de 23 años que vive en Madrid.

Castigo o no, el partido triunfador deberá rescatar al país de la grave crisis de deuda de la zona euro y devolver la confianza a la mayoría de los 35,7 millones de españoles que salieron a votar.

XS
SM
MD
LG