Enlaces para accesibilidad

Paterno tiene cáncer de pulmón

  • Voz de América - Redacción

Cientos de estudiantes de Penn State salieron a las calles del campus universitario, gritando consignas en apoyo de Paterno.

Cientos de estudiantes de Penn State salieron a las calles del campus universitario, gritando consignas en apoyo de Paterno.

Tras el anuncio de que Paterno había sido despedido, cientos de estudiantes de Penn State salieron a las calles del campus universitario en apoyo al entrenador.

El legendario entrenador jefe de fútbol americano de la Universidad Estatal de Pennsylvania (Penn State), Joe Paterno, quien fue despedido por no denunciar a su asistente por abuso de menores, tiene cáncer de pulmón.

Paterno, de 84 años, "está actualmente recibiendo tratamiento y sus doctores son optimistas de que se recuperará completamente", informó su hijo, Scott Paterno, en un comunicado, agregando que su padre tiene un cáncer de pulmón que puede ser tratado.

El entrenador de Penn State fue despedido de su cargo por la forma en la que manejó las acusaciones de abuso sexual de menores contra su asistente de años, Jerry Sandusky, quien fue detenido por la policía.

El Consejo Directivo de Penn State tomó la decisión el 10 de noviembre pasado de destituir también al presidente de la Universidad, Graham Spanier, quien lideró la alta casa de estudios por 16 años.

Paterno dirigió el programa de la universidad durante casi medio siglo y es el entrenador que más partidos ha ganado en la historia del fútbol universitario, así como acumula dos campeonatos nacionales con Penn State.

Una despedida en lágrimas

En medio de lágrimas, antes de ser despedido Paterno ofreció su renuncia al final de la temporada y dijo que deseaba “haber hecho más”, tras tomar conocimento de los abusos de su asistente.

En el año 2002, un asistente recién graduado informó a Paterno que había sido testigo directo de como el entrenador asistente, Jerry Sandusky, abusaba sexualmente de un niño de 10 años en las duchas del complejo universitario.

Paterno informó en general a las autoridades de la Universidad sobre el caso, pero decidió no seguir el caso cuando no fue tomada ninguna acción contra Sandusky.

Sandusky, quien se retiró de Penn State en 1999, está acusado de abusar de al menos ocho niños en un periodo de 10 años, acusaciones que ha negado.

Tras el anuncio de que Paterno había sido despedido, cientos de estudiantes de Penn State salieron a las calles del campus universitario, gritando consignas en apoyo de Paterno y atacaron una camioneta de un equipo de noticias.

Paterno se encontraba en su 46ª temporada como entrenador de los Leones Nittany, no está en la actualidad bajo investigación criminal.

Dos administradores de la universidad, el vicepresidente Gary Schultz y el director deportivo, Tim Curley, han sido acusados por no denunciar el caso a las autoridades. Ambos renunciaron días pasados debido a la indignación pública sobre el caso.

El Departamento de Educación de Estados Unidos abrió una investigación para verificar si Penn State ha fallado en denunciar otros incidentes de abusos sexuales en su campus.

XS
SM
MD
LG