Enlaces para accesibilidad

Científicos contra los mosquitos

  • Voz de América - Redacción

La acelerada propagación de las enfermedades trasmitidas por los mosquitos, como la fiebre del dengue, pueda afectar EE.UU.

La acelerada propagación de las enfermedades trasmitidas por los mosquitos, como la fiebre del dengue, pueda afectar EE.UU.

Las enfermedades propagadas por el mosquito han empezado a extenderse más allá de sus puntos de origen.

De todos los insectos que propagan enfermedades en el mundo, el mosquito representa la mayor amenaza, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero son dos las enfermedades transmitidas por mosquitos las que se han extendido más allá de sus puntos de origen. Una de ellas es la fiebre del dengue, una enfermedad potencialmente mortal, y la otra es la fiebre chikungunya, una enfermedad debilitante y dolorosa de que la mayoría de las personas pueden recuperarse.

No existen vacunas para prevenir estas enfermedades. Pero los investigadores están trabajando para desarrollar vacunas contra el dengue y la fiebre chikungunya, y para controlar a los mosquitos que las transmiten.

Los científicos han identificado al menos 3.000 especies de mosquitos en todo el mundo. El mosquito tigre es, por ejemplo, el que pica durante el día.

La picadura del mosquito tigre es más que molesta. Este insecto es el responsable de infectar a 20 millones de personas al año con la fiebre del dengue, una enfermedad de tipo gripal que puede resultar en fiebre hemorrágica, el síndrome de shock e incluso la muerte.

"La propagación en las zonas tropicales y subtropicales en todo el mundo es casi completa", dice Scott Weaver, investigador de la Universidad de Texas Medical Branch.

Weaver asegura que los mosquitos que transmiten este tipo de fiebre han migrado exitosamente a sitios como la India, el sudeste de Asia y América Latina, pero que además están encontrando su camino en todo el mundo. Incluso en Estados Unidos, en donde este año hubo más de 12 casos confirmados en Florida.

El mosquito tigre también puede propagar la fiebre chikungunya, una enfermedad debilitante que causa mucho dolor articular y fiebre. La enfermedad se propaga además por un mosquito africano, que también está ampliando su territorio.

La profesora Laura Harrington, especialista en insectos de la Universidad de Cornell, asegura que no es sólo el rango de los mosquitos lo que está cambiando.

"También estamos viendo los cambios, especialmente con el virus, estamos viendo cambios en su material genético, que a menudo puede conducir a una mayor virulencia", señaló Harrington.

Por si fuera poco, el virus de los mosquitos puede llegar a nuevos destinos a bordo de aviones y automóviles.

"Es un virus que tiene la habilidad de viajar en aviones y en las personas infectadas con mucha facilidad", agregó Weaver.

Weaver está trabajando en una vacuna para la fiebre chikungunya que ha tenido éxito contrarrestando el virus en ratones de laboratorio. El plan de Harrington es lograr que el mosquito macho quede estéril.

"La idea es que estos machos modificados que no se alimentan con sangre sean liberados y se apareen con las hembras silvestres, así las hembras no se reproducen y la población de estos mosquitos se iría eliminado o reduciendo poco a poco", explicó Harrington.

Ambos científicos están preocupados de que si una forma de controlar la propagación de la fiebre chikungunya y el dengue no se encuentra pronto, ambas enfermedades se establecerán en Estados Unidos.

Harrington dice que las técnicas que tienen éxito contra estas enfermedades también podrían ser utilizadas para romper el ciclo de otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como la malaria.

XS
SM
MD
LG