Enlaces para accesibilidad

Trump tiene camino cuesta arriba en noviembre

  • Voz de América - Redacción

La campaña de Donald Trump ha decidido retirarse de Virginia, prácticamente dando por perdido otro de los estados que antes se consideraban indecisos.

La campaña de Donald Trump ha decidido retirarse de Virginia, prácticamente dando por perdido otro de los estados que antes se consideraban indecisos.

Trump tiene que ganar una serie de estados clave y mantener los tradicionales bastiones republicanos para tener chance de ganar la elección.

Varias encuestas divulgadas esta semana y tomadas luego de la grabación de Donald Trump haciendo comentarios machistas sobre las mujeres, muestran a Hillary Clinton ampliando su ventaja en Pennsylvania, Michigan, Wisconsin y Carolina del Norte.

De acuerdo al análisis de varios medios, incluyendo CNN y el Washington Post, Trump necesitaría ganar al menos uno de esos estados aún si ganará en Ohio, Florida, Carolina del Norte, Iowa, Nevada y todos los otros estados en los que ganó Mitt Romney en 2012.

  • De acuerdo a un sondeo de Bloomberg Politics divulgado este jueves, Clinton saca ya 9 puntos de ventaja en Pennsylvania, 47% a 38%;
  • en Michigan otro sondeo del Detroit News/WDIV da a Clinton 11 puntos de ventaja, 42% a 31%;
  • en Wisconsin, un sondeo de Marquette University Law School otorga a la ex secretaria de Estado 7 puntos más que Trump, 44% a 37% y finalmente
  • en Carolina del Norte, un sondeo de NBC News/Wall Street Journal indica que Clinton ha tomado 5 puntos de ventaja, 48% a 43%.

Por su parte, Trump tiene una ventaja de 6 puntos sobre Clinton en el conservador estado de Utah, 34% a 28% y en Ohio, donde la separación es de solo un punto, 42% a 41%, a favor del magnate.

A nivel general, un sondeo de Fox News divulgado el jueves halló que Clinton supera a Trump por siete puntos porcentuales.

Adicionalmente la campaña de Trump ha decidido retirar recursos de Virginia, uno de los estados que antes fue considerado decisivo, pero que ahora se inclina fuertemente a favor de Clinton.

El problema mayor para Trump parece ser el voto de las mujeres.

De acuerdo al Washington Post en todas las elecciones desde 1976 excepto dos, las mujeres blancas votaron siempre por los candidatos republicanos y son ellas, desde 1984, el segmento electoral dominante por encima de los hombres.

Tomando en cuenta los escándalos sobre el trato hacia las mujeres en que se visto envuelto Trump, el segmento se ha inclinado dramáticamente hacia Hillary Clinton.

XS
SM
MD
LG