Enlaces para accesibilidad

Lugo podrá cumplir mandato


La noticia del cáncer de Lugo, inevitablemente, disparó especulaciones en el mundillo de la política paraguaya.

La noticia del cáncer de Lugo, inevitablemente, disparó especulaciones en el mundillo de la política paraguaya.

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, nunca pensó en renunciar dijo el ministro de Comunicaciones, Augusto Dos Santos.

Al enterarse de que tenía un linfoma maligno el mandatario procuró transmitir tranquilidad a su equipo de gobierno. Ttambién ha expresado su convicción de que podría derrotar la enfermedad.

"Desde el primer momento que se produjo el diagnóstico y se verificó que era una dolencia que podía compatibilizar con sus funciones, el presidente no hizo otra cosa sino mirar hacia adelante", dijo Dos Santos.

Paraguay vive un estado de conmoción política. El cáncer linfático que padece el presidente, Fernando Lugo, de 59 años, está en estado avanzado y no sería operable, según informó la prensa local.

El hematólogo Alfredo Boccia, uno de los médicos que trata al presidente, dijo que el linfoma de Lugo es asintomático y está en un estado avanzado.

“Los linfomas malignos al detectarse generalmente están en el estadio 3 ó 4, no son operables, y se tratan con quimioterapia”, dijo Boccia al periódico paraguayo ABC.

Lugo viajo junto a un equipo de médicos al hospital Sirio-Libanés de Sao Paulo para hacerse estudios más avanzados.

Pese a las sesiones de quimioterapia a las que deberá ser sometido, el gobierno paraguayo aseguró que el presidente seguirá cumpliendo con sus funciones.

Lo mismo dijo Boccia en declaraciones a la prensa: Lugo tiene “altísimas probabilidades” de desarrollar sus actividades con “relativa normalidad” hasta que cumpla con su cargo el 15 de agosto de 2013, aseguró.

El médico de cabecera de Lugo coincidió con la opinión de Boccia y dijo que el cáncer del mandatario es tratable: “Aunque llegue a la última etapa, que no es nuestro caso, tenemos aún el 70% de una curación perfecta ”.

No obstante, en el caso de que no pueda seguir adelante, Lugo sería sustituido por el vicepresidente, Federico Franco, del Partido Liberal, que es de derecha.

Franco y Lugo se habían aliado para ganar las elecciones de 2008, pero actualmente están enfrentados.

En la línea sucesoria para ocupar la Presidencia está el presidente del Senado, el colorado Oscar González Daher, y el presidente de la cámara de Diputados, Víctor Bogado.

La noticia del cáncer de Lugo, inevitablemente, disparó especulaciones en el mundillo de la política paraguaya. Incluso hay rumores de que la Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unacé), el tercer partido del país, tiene pretensiones de ocupar la vicepresidencia en el caso de que Lugo renuncie y Franco asuma.

El diputado Ariel Oviedo, de Unacé, desmintió estos rumores “categóricamente”. “Ni siquiera nos hemos planteado esa posibilidad. Nosotros recién estamos evaluando esta situación tan triste que nos conmocionó a todos y que recibimos con mucha pena”, aseguró.

XS
SM
MD
LG