Enlaces para accesibilidad

Embajadas de EE.UU. monitorearán aire

  • Voz de América - Redacción

La contaminación en China es particularmente grave.

La contaminación en China es particularmente grave.

Los resultados serán dados a conocer en línea para informar a los ciudadanos sobre la contaminación en el aire que respiran.

¿Qué tan malo es el aire en su ciudad? La embajada de EE.UU. pronto podría tener la respuesta.

El Departamento de Estado anunció que instalará monitores de calidad del aire en los puestos diplomáticos y pondrá los datos a disposición del público.

El programa comenzará en la India, Vietnam y Mongolia.

El objetivo es proporcionar información importante sobre la salud de los empleados del gobierno estadounidense en el extranjero, pero también para los locales. Lo que según funcionarios de Estados Unidos podría ayudar a inspirar a ciudadanos a exigir un cambio.

Cuando un monitor de calidad del aire en la embajada estadounidense en Beijing comenzó a reportar los niveles de contaminación tóxicos hace varios años, “a nuestros anfitriones particularmente no les gustó", dijo el secretario de Estado, John Kerry.

De hecho, el viceministro del Medio Ambiente de China calificó de injerencia ilegal e inaceptable en los asuntos internos del país.

Pero la información está disponible en línea, y después de ver la gravedad del problema, Kerry dijo que "los ciudadanos chinos cada vez más piden medidas".

Hablando en una ceremonia en Washington el miércoles, Kerry señaló que el gobierno chino está respondiendo. El año pasado, el primer ministro chino, Li Keqiang, "declaró la guerra" a la contaminación.

La contaminación del aire exterior es responsable de unas 3,7 millones de muertes anuales a nivel golbal, según la Organización Mundial de la Salud.

El programa se basa en un sistema de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), que proporciona datos de calidad del aire en tiempo real sobre los contaminantes vinculados a una serie de problemas de salud.

"Esa información es tan importante", dijo la administradora de la EPA, Gina McCarthy. "Hay personas de edad avanzada que no deberían estar fuera en ciertos días. Se pone en peligro su capacidad de respirar. Es una amenaza para su capacidad de protegerse a sí mismos si han tenido problemas cardiacos. Ellos quieren saber la calidad del aire afuera".

Y esa información no está disponible en gran parte del mundo.

Por ejemplo, el profesor de ingeniería ambiental de la Universidad de Texas en Austin, Joshua Apte, dijo que en un importante sitio global de monitoreo de calidad del aire “hay cerca de dos mil monitores en China que están conectados a la web, y sólo 30 en la India, países de población similar y con los problemas de contaminación similares".

Apte dijo que hay espacio para que el programa se expanda.

"Puede que no haya más de tres o cuatro [países] en toda África que tienen datos disponibles sobre la contaminación del aire. Y sabemos que hay problemas de contaminación del aire en muchas ciudades africanas", agregó.

McCarthy dijo que los funcionarios estadounidenses "no van a proporcionar esta información y retirarse"., sino que lucharan contra la contaminación del aire y ofrecerán ayuda técnica para poder "hacer lo que hemos hecho para reducir el tipo de contaminación del aire que alguna vez ahogó nuestras ciudades", y que sigue causando problemas, agregó.

En la India, donde se instalará el primer monitor, Apte dijo que la conciencia ciudadana de la magnitud del problema está creciendo.

Sin embargo, agregó, "hay un dicho en nuestro campo, que dice ‘no se puede gestionar lo que no se mide’. Se necesita tener una línea de base para ver cuánto se ha mejorado".

Y, al informarse al público, “pueden exigir un cambio, incluso cuando los políticos no necesariamente los ven como en su propio interés hacerlo".

XS
SM
MD
LG