Enlaces para accesibilidad

No habrá elecciones adelantadas


Mariano Rajoy se mostró confiado para competir en las próximas elecciones presidenciales luego de la contundente victoria de su partido en las pasadas elecciones locales y regionales en España.

Mariano Rajoy se mostró confiado para competir en las próximas elecciones presidenciales luego de la contundente victoria de su partido en las pasadas elecciones locales y regionales en España.

El candidato del Partido Popular de España, Mariano Rajoy, asegura que el resultado electoral demuestra que los españoles quieren cambios inmediatos.

Mariano Rajoy quiere elecciones anticipadas en España.

El candidato del Partido Popular (PP), la bancada opositora al Partido Socialista Obrero Español que gobierna actualmente al país, dirigidos por José Luis Zapatero, hizo un llamado al gobierno para que adelante la fecha de las elecciones presidenciales para marzo de 2012.

Rajoy ha realizado en otras ocasiones la misma petición, sin ser escuchado, aunque esta vez tampoco se espera que la fecha fijada experimente algún cambio.

Según el candidato opositor, quien ya perdió las elecciones presidenciales ante Zapatero en dos ocasiones previas, el país enfrenta una situación difícil y no hay tiempo para esperar.

“Quiero dejar clara mi posición sobre el gobierno de España. En julio, donde había que hacerlo, en el Parlamento, le dijimos que debía convocar a los españoles a las urnas. Es la posición que este partido defiende”, dijo Rajoy.

Por su parte Zapatero respondió pronto al pedido del PP, aunque dijo que no habrá ningún cambio en la fecha prevista para las futuras elecciones.

El actual mandatario español aseguró que es un “momento trascendente” para terminar las reformas y que se mantendrá en su cargo hasta “alcanzar cuanto antes la recuperación económica y el empleo”.

"El respeto de los tiempos y de los mandatos políticos me parece bueno para nuestro sistema democrático", concluyó Zapatero, poniendo fin a la propuesta de Rajoy.

Según Zapatero no se trata de culminar su período, “por culminarlo”, sino más bien para terminar “las reformas que necesita España y asentar la recuperación económica”.

El panorama político en España ha dejado las puertas abiertas para que el Partido Popular se haga del poder, mientras que los socialistas deben además de mejorar su imagen en menos de un año, encontrar al candidato ideal que pueda generar la confianza que el partido obviamente a perdido entre los españoles.

XS
SM
MD
LG