Enlaces para accesibilidad

Seis estados decidirán quién controlará el Senado

  • Voz de América - Redacción

El senador republicano por Pennsylvania Pat Toomey es desfiado por la demócrata Katie McGinty.

El senador republicano por Pennsylvania Pat Toomey es desfiado por la demócrata Katie McGinty.

Indiana, Missouri, Nevada, New Hampshire, Carolina del Norte y Pennsylvania son los estados que decidirán si los republicanos siguen o no en control del Senado.

Los demócratas están luchando por ganar escaños en algunos estados tradicionalmente oscilantes y unos pocos no esperados para ganar el control del Senado este año electoral.

Después de seis años de control republicano, los demócratas tienen la esperanza de retomar el control de la cámara alta al ganar varias contiendas fundamentales que podrían darles la mayoría. La suerte del Senado descansa en las manos de los votantes de seis estados, tres de los cuales históricamente votan por los republicanos.

Veinticuatro senadores republicanos están en la contienda por la reelección, comparado con solo 10 demócratas, pero con el creciente descontento por la controversial campaña del nominado republicano Donald Trump, los candidatos demócratas al Senado están alcanzando a los republicanos según encuestas.

Analistas políticos están confiados en los resultados de todos los estados excepto seis, que podrían determinar qué partido asume el control del Senado.

Informes de prensa indican que Hillary Clinton tiene 150 millones de dólares en fondos de campaña, que ella podría decidir dar a las campañas de los senadores demócratas, aunque el anuncio de que el FBI reabrió la investigación sobre su servidor privado de emails podría llevar a que ella gaste más dinero en su propia campaña.

En Indiana, el demócrata Evan Bayh se postula después de haber sido senador por ese estado entre 1999 y 2011. Su oponente, el representante Todd Young, ha centrado su campaña en enfatizar la ausencia de Bayh de Indiana durante los pasados cinco años. Bayh tiene una ventaja sobre Young, aunque ha disminuido de doble dígito a solo 2%.

En Missouri, el senador republicano Roy Blunt estaba con ventaja dada la popularidad de Trump en el estado, pero a medida que la popularidad del candidato presidencial disminuía también disminía la de Blunt. Su oponente, Jason Kander, es un joven veterano que ha mencionado los aplazamientos de Vietnam para ganar apoyo en un estado que favorece a los militares.

Blunt, quien ha servido como senador desde 2011, tenía una ventaja de 1 punto el viernes.

En Nevada, el líder de la minoría demócrata en el Senado Harry Reid se retirará este año, dejando la competencia por el Senado abierta para ese estado. El candidato republicano Joe Heck ha enfrentado críticas recientemente por su decisión de retirar su apoyo a Trump. Su oponente Catherine Cortez Masto ha ido reduciendo la ventaja que le llevaba Heck en meses recientes y el viernes tenía 6 puntos de ventaja.

En New Hampshire, una reciente encuesta muestra que la gobernadora demócrata Maggie Hassan tiene una amplia ventaja sobre la actual senadora Kelly Ayotte, aunque analistas y los ciudadanos son escépticos. Ayotte tenía seis 6 de ventaja el viernes.

En Carolina del Norte, el actual senador republicano Richard Burr se enfrenta a la demócrata Deborah Ross. Burr tenía una estrecha ventaja de 1 punto sobre Ross el viernes.

En Pennsylvania, la contienda está relativamente centrada en los candidatos presidenciales. La demócrata Katie McGinty respalda enérgicamente a Hillary Clinton, y denuncia que su oponente, el actual senador Pat Toomey, no ha declarado si votará por Donald Trump.

McGinty tenía una ventaja de 2 puntos el viernes, pero como más que la mayoría de otros candidatos demócratas al Senado, McGinty puede ver una caída en sus números tras el reinicio de la investigación de los emails de Hillary Clinton.

XS
SM
MD
LG