Enlaces para accesibilidad

El tablet de Sony entretiene

  • Anchel Labena

Al contrario que el resto de competidores, el Sony Tablet S destaca por su original diseño.

Al contrario que el resto de competidores, el Sony Tablet S destaca por su original diseño.

Su diseño en forma de hoja doblada lo diferencia de todos sus competidores y lo hace cómodo de usar.

A lo largo del 2011 hemos visto muchos tablets intentar luchar contra el aparentemente todopoderoso iPad. Lo ha intentado Motorola, lo ha intentado HP, lo ha intentado RIM… Pero al final del día nos encontrábamos siempre con el mismo dilema: no son un iPad.

Pero, ¿qué es lo que tiene el tablet de Apple que lo hace intocable? En mi opinión es, ante todo, el excelente ecosistema del que gozan los productos que empiezan por i. Y es que uno de los grandes atractivos de los tablets es la consumición de contenidos como series de televisión y películas, y en eso pocos pueden superar al inmenso catálogo del que dispone Apple a través de su servicio de iTunes, con millones de canciones, películas y series de televisión listas para ver en tan solo un par de toques.

Pero ahora entra Sony con su Sony Tablet S, un nuevo modelo con sistema operativo Android y pantalla de 9,4 pulgadas que, si bien ya lleva unos meses en el mercado, ha recibido algunas actualizaciones que lo convierten en un producto muy digno de competir contra el grande.

Tras usarlo durante más de una semana y probando todos sus aspectos, puedo decir que uno de sus centros de atención es, precisamente, la disponibilidad de contenido.

Hay que tener en cuenta que hablamos de Sony, una de las principales multinacionales en tecnología con un gigantesco cartel de servicios de entretenimiento bajo la marca de Sony Entertainment Network. Estos servicios incluyen un completo servicio de compra y alquiler de películas online, suscripciones de música ilimitada, series de televisión de renombre y, sobre todo, la mundialmente conocida marca Playstation.

Por eso Sony ha sabido unir todos sus servicios en este tablet desde el que podemos por ejemplo empezar a ver una película en el Sony Tablet S, pausarla, y continuar viéndola en cualquier momento en nuestro televisor conectado a una Playstation 3.

Más interesante aún para los fans de la Playstation es la posibilidad de adquirir juegos de la antigua consola (la primera que salió al mercado), con algunos ofertados gratuitamente mediante una promoción como Crash Bandicoot o MediEvil. Podemos jugarlos con los nuevos controles táctiles que aparecen en la pantalla o conectar un mando inalámbrico de Playstation 3 para jugar con mayor comodidad.

El otro gran atractivo del Sony Tablet S que lo separa de la competencia es su particular diseño en forma de hoja doblada. El material promocional de Sony insiste en que este diseño cambia el punto de gravedad del tablet a un lateral, haciendo que sea más fácil llevarlo en la mano. Y puedo decir que esto es realmente cierto. Otros tablet como el iPad 2 o el Samsung Galaxy Tab 10.1 resultan incómodos de tener en la mano al cabo de un tiempo por sus bordes delgados, pero el Sony Tablet S resulta más agradable al tener una zona más gruesa que nos permite cogerlo con las dos manos con firmeza en posición horizontal, o cogerlo con una sola mano por su “doble” en posición vertical como si de un libro se tratase. Además al transportarlo de un lado a otro la distribución del peso y su forma son ideales para llevarlo cómodamente.

Otros pequeños detalles exclusivos de Sony para este tablet son el acceso a su tienda de libros digital (compatible con los libros que compremos para los lectores digitales de Sony), una aplicación para controlar los televisores de Sony a través de su puerto de infrarrojos como si fuera un mando a distancia, y varios cambios cosméticos en la interfaz habitual del sistema operativo Android para darle ese toque distintivo de Sony.

Pero por lo demás sigue siendo un tablet con Android: todas las aplicaciones disponibles en el Marketplace funcionan correctamente, incluso aquellas diseñadas exclusivamente para celulares; la pantalla principal se puede personalizar con widgets a nuestro antojo; y por lo general el tablet en sí es muy maleable y con una filosofía más abierta que el iPad. La duración de la batería tampoco es nada desdeñable, pudiendo aguantar un día completo de uso normal (leer correos electrónicos, ver algún video en Youtube, visitar páginas web y ejecutar aplicaciones que exijan pocos recursos).

En resumen, se trata de un tablet muy robusto y con un diseño que lo diferencia claramente de todos los clones del iPad gracias a su cómodo formato de hoja doblada. El entretenimiento está asegurado si nos introducimos al ecosistema de Sony y sus múltiples servicios online. Pero Android en tablets todavía podría beneficiarse de mayor estabilidad y disponibilidad de más aplicaciones de calidad.

Sin embargo como punto a favor, Sony ha declarado que actualizará su tablet a la versión más reciente de Android, la 4.0 (desde la 3.2 actual), que debería mejorar varias funciones del mismo considerablemente.

XS
SM
MD
LG