Enlaces para accesibilidad

El senado habla del "DREAM act"


Cientos de estudiantes sin documentos legales en EE.UU. viajaron a la capital para ser parte de este evento.

Cientos de estudiantes sin documentos legales en EE.UU. viajaron a la capital para ser parte de este evento.

El proyecto de ley permitiría potencialmente a dos millones de residentes en EE.UU. iniciar un proceso de legalización.

El Senado de Estados Unidos realizó una audiencia sobre el proyecto de ley conocido como el “DREAM Act”, que busca ofrecer un estatus legal a aquellos inmigrantes que fueron traídos al país antes de tener 15 años de edad y que han realizado estudios universitarios o prestado servicio militar en las fuerzas armadas estadounidenses.

Cientos de Dreamers, como se les conoce a quienes podrían aplicar si se aprobara el DREAM Act viajaron de muchos lugares del país para estar presentes en esta audiencia. Según estima la organización United We Dream, en Estados Unidos hay dos millones de estudiantes que podrían aplicar a este proceso de legalización, sin embargo, análisis del Centro de Estudios de Inmigración indican que solo 800.000 de ellos lo harían, ya sea por desconocimiento de la ley u otros inconvenientes.

Se estima que cada año, 65.000 estudiantes se gradúan de secundaria y no debido a su estado migratorio no pueden trabajar, prestar servicio militar o ir a la universidad.

Sobre el proyecto de ley, el secretario de educación Arne Duncan aclaró que “estas normas exigen que demuestran los logros académicos y la integridad personal”

Como está escrito el proyecto actualmente los requerimientos incluyen que la persona haya llegado a Estados Unidos a sus 15 años o menos, puedan probar que son residentes del país por un largo periodo de tiempo, tener buen carácter y ética, tener grado de secundaria y haber completado al menos dos años de educación universitaria o de servicio militar para EE.UU.

Entre quienes presentaron sus testimonios y opiniones sobre este controversial asunto se encuentra la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano; el Secretario de Educación, Arne Duncan; Clifford Stanley, funcionario de personal del Departamento de Defensa; el director del investigaciones del Centro de Estudios de Inmigración, Steven A. Camarota y Margaret Stock, retirada de las Fuerzas Armadas de EE.UU.

Ante la pregunta de si el gobierno del presidente Barack Obama estaba pensando en hacer una amnistía para estos estudiantes, Napolitano, respondió con un rotundo “no”.

Por otra parte, Ola Kaso, una joven de 18 años de origen europeo, testificó sobre su incertidumbre una vez termine sus estudios secundarios. Al preguntársele si ella aceptó venir a EE.UU, contestó que “tenía cinco años y no entendía lo que estaba pasando”.

El senador demócrata por Illinos, Dick Durbin, quien ha sido uno de los más grandes defensores de este proyecto de legislación, mencionó a los presentes que “Texas decidió que los estudiantes indocumentados son valiosos para su estado y por eso se les provee educación” e indicó que a largo tiempo es más productivo para el país educar a estos jóvenes y utilizar su talento.

El líder de la mayoría del Senado Harry Reid felicitó al senador Durbin por celebrarar la primera audiencia en el Senado sobre el Dream Act, y aseguró que la ley sacará de las sombras muchos jóvenes quienes se encuentran "expuestos a la explotación por empleadores inescrupulosos".

“Aplaudo al senador Durbin por su fijo compromiso al Dream Act y a los beneficios que brindara a nuestro país. Esta ley generará empleos ya que desencadena el espíritu emprendedor de estos jóvenes talentosos, hoy limitados por un estatus migratorio que no les permite contribuir plenamente a nuestrea economía", detalló el líder demócrata.

XS
SM
MD
LG