Enlaces para accesibilidad

El retorno del erizo más famoso

  • Anchel Labena

Con dos sonics de eras distintas, los jugadores podrán disfrutar tanto de cómo era el Sonic antiguo y cómo es el moderno.

Con dos sonics de eras distintas, los jugadores podrán disfrutar tanto de cómo era el Sonic antiguo y cómo es el moderno.

Sega devuelve a la vida su saga Sonic the Hedgehog para conmemorar su 20 aniversario.

Si en el 2010 fue el 25 aniversario de Super Mario, en el 2011 le toca celebrar a Sonic the Hedgehog, el erizo azul que durante los 90 se convirtió en sinónimo de videojuegos. Aunque tan sólo cumpla 20 años Sega, su desarrolladora, ha decidido otorgarle un homenaje como ninguna compañía lo ha hecho antes.

Cuando en el 2001 Sega anunció que dejaría de fabricar consolas para hacer juegos en otras plataformas como Sony Playstation 2 o Nintendo Gamecube la calidad de los juegos de Sonic cayó estrepitosamente. Juegos mal recibidos, con errores y problemas que plagaban entrega tras entrega mientras su rival, Super Mario, acumulaba premios con cada nuevo juego que salía a la venta. Sonic pasó por muchos cambios tanto en jugabilidad como de estética, pero Sonic parecía estar destinado a caer en el olvido.

Ahora Sega ha devuelto a la vida todo aquello que hacía que Sonic fuera tan especial con Sonic Generations, un videojuego que cubre los mejores momentos de la historia del veloz erizo en un juego lleno de nostalgia para los que hayan jugado alguna vez a una de las aventuras de Sonic del pasado.

En la historia del juego un monstruo llamado “Time Eater” (Devorador del Tiempo en español) ha secuestrado a todos los amigos de Sonic y está haciendo que el tiempo y el espacio desaparezcan. Se trata de una trama muy sencilla, pero da pie al principal reclamo de Sonic Generations.

Y es que no sólo controlaremos a un Sonic, sino a dos: el clásico de los años 90 y la versión moderna actual, cada uno con las habilidades propias de su época. Muy gracioso el detalle de que sólo el Sonic moderno habla en las secuencias de video, ya que en la época del Sonic clásico todavía no existía voz en los videojuegos.

Los niveles también han sido rescatados del pasado. A más de uno se le escapará una exclamación al ver el nivel de Green Hill Zone, un homenaje a la primera fase del juego que lo empezó todo, en tres dimensiones y con una banda sonora con calidad de orquesta. Cuando usemos al Sonic clásico estos niveles se controlan como antaño, restringiéndonos a movernos izquierda y derecha, dando vueltas en tirabuzones con plataformas y enemigos que impedirán nuestro progreso, mientras que si los jugamos con el Sonic moderno las mecánicas de juego cambiarán para adaptarse a una vista de cámara detrás de Sonic y velocidades de vértigo.

Esto nos permite ver cómo habrían sido los juegos clásicos si hubieran salido en la generación actual de consolas, pero al mismo tiempo también podemos jugar a recreaciones de niveles sacados de los juegos más recientes, disfrutando entonces de cómo habrían sido estas fases modernas si hubieran salido en la época de los 90.

Por desgracia son algunos de los niveles más modernos los que causan algún fallo en el juego, como por ejemplo que Sonic se quede atascado sin poder moverse, obligando al jugador a salir del nivel y empezarlo de nuevo. Pero estos fallos son pocos y sólo se manifiestan en un par de ocasiones, dejando que el resto del juego brille por su velocidad y divertidos niveles.

El juego no es demasiado difícil, permitiendo que los más pequeños puedan derrotar al enemigo final sin problema, pero el juego viene cargado de contenidos extra en forma de pruebas muy variadas que nos harán repetir los niveles de formas totalmente nuevas, evitando que se haga repetitivo.

Cada una de estas fases irá desbloqueando además una colección de material conmemorativo de Sonic. Desde imágenes conceptuales y dibujos iniciales que muestran el desarrollo del juego hasta canciones que abarcan toda la historia de la mascota de Sega, incluyendo otras sorpresas como juegos adicionales. Completar todas estas pruebas llevará un buen tiempo incluso para los más veteranos, que verán sus esfuerzos recompensados con todos los coleccionables.

En definitiva Sonic Generations es el mejor homenaje que Sega le podría haber otorgado a su mascota más famosa y una vuelta en forma de una saga que con el paso del tiempo había perdido su camino. Para los que jugaron a Sonic alguna vez de pequeños éste juego es una joya que se merecen probar al menos una vez para recordar viejos tiempos. Y para los que no hayan jugado a ninguna de sus aventuras éste es el momento ideal para disfrutar de sus mejores momentos en un videojuego muy sólido.

Sonic Generations está disponible para Xbox 360, Playstation 3 y Microsoft Windows, con una versión para Nintendo 3DS disponible más adelante con niveles distintos de los de las consolas.

XS
SM
MD
LG