Enlaces para accesibilidad

El ejercicio alivia fatiga


Los científicos llevan años alertando que el sobrepeso y la vida sedentaria elevan el riesgo de varios tipos de cáncer.

Los científicos llevan años alertando que el sobrepeso y la vida sedentaria elevan el riesgo de varios tipos de cáncer.

Sobrevivientes de cáncer necesitan ejercitarse más para sobrellevar mejor la enfermedad.

Las personas que sobrevivieron al cáncer deben intensificar el ejercicio, incluso, los pacientes terminado el tratamiento también deben incluir el ejercicio como parte de su rutina diaria, afirmaron científicos.

Existe una evidencia, cada vez mayor, de que la actividad física mejora la calidad de vida y alivia cierta fatiga relacionada con el cáncer.

Aún más, puede contribuir a evitar una grave degradación del funcionamiento orgánico que puede persistir luego de la terapia.

Las mujeres que fueron sometidas a quimioterapia por cáncer de seno pueden perder músculo y ganar grasa en una cantidad equivalente a 10 años del envejecimiento normal, dijo la doctora Wendy Demark-Wahnefried, de la Universidad de Alabama, en Birmingham.

Esto quiere decir, que una mujer de 45 años podría llegar a tener la complexión más gruesa y débil de una de 55 años.

Los científicos llevan años alertando que el sobrepeso y la vida sedentaria elevan el riesgo de varios tipos de cáncer.

Entre los casi 12 millones de estadounidenses que vencieron al cáncer hay indicios de que las personas más activas pueden tener un menor riesgo de recurrencia.

El estudio revelo que ejercicio ayuda definitivamente a enfrentar el riesgo de un mal cardiaco que tiende a crecer a medida que vive más un sobreviviente de cáncer.

Por su parte, el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva convocó a un grupo de especialistas en cáncer y en ejercicio para que evaluaran la evidencia.

Al mismo tiempo, los científicos aconsejan a los sobrevivientes de cáncer el mismo ejercicio recomendado para cualquier persona: al menos unas dos horas y media a la semana.

Los pacientes en tratamiento podrían no sentirse muy animados para semejante actividad, reconocieron los científicos.

"No es necesario ser (el astro del ciclismo) Lance Armstrong", enfatizó la doctora, Julia Rowland del Instituto Oncológico Nacional.

Sin embargo, todavía existen las interrogantes sobre cuánto ejercicio es necesario y de qué clase.

Por lo pronto están marcha novedosos estudios para empezar a responderlas.

XS
SM
MD
LG