Enlaces para accesibilidad

El debut del país del fútbol


Toda Copa del Mundo tiene esos partidos que parecen “picaditos” entre amigos, y la victoria de Japón contra Camerún, fue algo así.

Toda Copa del Mundo tiene esos partidos que parecen “picaditos” entre amigos, y la victoria de Japón contra Camerún, fue algo así.

En Brasil, algunas empresas permitirán la salida anticipada de su personal, otras dispondrán grandes pantallas, gaseosas y hasta bocadillos para ver el partido.

Ya ha corrido al menos un poco de agua debajo del puente. Hace cuatro días que la Copa del Mundo de fútbol, Sudáfrica 2010 está en marcha, con más de media docena de partidos jugados, y hasta ahora, con la saludable excepción de Alemania, lo demás ha sido bastante “pobrecito”.

Algunos partidos, aunque necesarios en la Copa del Mundo para darle valor a los buenos, ni siquiera pasaron de algo parecido a un “picadito” entre amigos. Solo basta recordar Japón ante Camerún, o Eslovenia contra Argelia o peor aún, la victoria de Gana ante Serbia.

Claro que todavía faltan los dos grandes favoritos, España y Brasil.

Precisamente Brasil debuta ante Corea del Norte, nada que sea un clásico, ni siquiera un partido de riesgo, probablemente por eso, para estar preparados para jugar ante ilustres desconocidos, es que Dunga puso a su equipo a jugar ante selecciones como Zimbabwe. Por las dudas, ganaron 5 a 0.

De todas formas, la selección “Canarinha” del impopular Dunga, debe ganar con facilidad. Por eso para los brasileños no existe el nerviosismo, sólo ansiedad.

Y esa ansiedad es la que hace que si por cualquier razón, uno está en Brasil, deba escuchar los que los locales tienen para decir. “¿Un dato? si claro, no le recomiendo a nadie estar en medio del tráfico en la media hora antes del partido, es una locura", como explicaba Marcio Freitas, trabajador del transporte.

En función de esa realidad y dado que el partido se jugará a las 15,30 horas, tiempo de Brasília –una hora más en el nordeste-, algunas empresas le permitirán a sus empleados salir antes, sobre todo las oficinas públicas.

En caso de grandes ciudades, como Sao Paulo, donde no existe ni la más remota chance de llegar a ningún lugar próximo en menos de 1 hora, menos aún en un día donde Brasil juega por la Copa del Mundo, las empresas han dispuesto la instalación de grandes pantallas. Claro que cómo ya será media tarde, van a agregar gaseosas y hasta algunos bocadillos para ver el debut de la selección del país del fútbol en la Copa.

Mientras tanto, el gran reconocimiento por ahora, se lo lleva definitivamente la transmisión televisiva. 32 cámaras de alta resolución, con súper cámara lenta incluida, animación por computadora y planos para ver los goles desde todos los ángulos.

Sin embargo, como los goles, y otra vez, con la saludable excepción de Alemania, han sido pocos, vale la pena dedicar tiempo para ver en las imágenes de alta resolución, la reacción de los hinchas en cada repetición.

Y claro, las vuvuzelas –las trompetas africanas- que de novedad están pasando a ser pesadilla, son otras de las grandes protagonistas. Incluso, algunas emisoras de televisión, ante la baja probabilidad de que la organización las prohíba, están buscando alternativas.

Las alemanas ARD y ZDF han dispuestos que sus locutores utilicen micrófonos direccionales de mano para bloquear el sonido ambiente. Mientras tanto, la organización que ya consiguió que los fanáticos no las usen al menos durante los himnos, difícilmente dará algún paso más, pese a que jugadores y técnicos están enloqueciendo con el sonido permanente.

En fin, los primeros cinco días de la Copa del Mundo aún no han permitido ver demasiado, O mejor dicho, han permitido ver suficiente como para dosificar el tiempo frente a la televisión.

XS
SM
MD
LG