Enlaces para accesibilidad

Dimite cúpula de Mubarak en Egipto


El jefe del ejército egipcio, general Hassan El-Rueini, fue a la plaza a dialogar con los manifestantes.

El jefe del ejército egipcio, general Hassan El-Rueini, fue a la plaza a dialogar con los manifestantes.

Mubarak renueva la dirección del partido de gobierno pero las manifestaciones que exigen su salida continúan en el Cairo.

La cúpula del gobernante Partido Nacional Democrático (PND) dimitió en bloque este sábado en Egipto como una medida encaminada a tratar de calmar y alejar de las calles a las multitudes, que no han dejado de demandar la salida del presidente Hosni Mubarak del poder.

Mubarak permanece al frente del PND aunque apartó de la dirección a su hijo Gamal, señalado como su sucesor, lo que los manifestantes antigubernamentales se han negado a considerar como un primer paso en la caída del gobierno, y han dicho que no transigirán hasta que el presidente de 82 años sea depuesto.

Miles de personas realizaron una nueva demostración en la Plaza Tahrir (plaza de la Liberación) en El Cairo por décimo segundo día consecutivo, haciendo ondear banderas y coreando a voz: “Se va, se va”.

Mubarak ha insistido en permanecer al frente del país según ha dicho para no dar paso “al caos” y aspira a quedarse hasta que finalice su mandato y se celebren elecciones el próximo septiembre.

Entre tanto, el vicepresidente Omar Suleimán y el primer ministro Ahmed Shafiq dijeron haber iniciado negociaciones con la oposición sobre la adopción de reformas democráticas.

Contradictoriamente, un vocero de la Asamblea Nacional para el Cambio declaró al canal de televisión Al Yazira que Sharif se reunió con una delegación opositora, pero grupos de la oposición negaron haber comenzado un diálogo con el gobierno.

El comandante del Ejército, Hassan al-Rueni , trató de convencer a los manifestantes de que las intenciones del gobierno son serias, y acudió a la plaza con un altavoz en la mano diciendo a todos: "Tienen el derecho a expresarse pero, por favor, salven lo que queda de Egipto”.

En un esfuerzo por retomar la iniciativa ante la crisis, el presidente Mubarak, se reunió con varios de sus ministros, entre ellos los de Economía y Petróleo, y anunció que el lunes reabrirán los bancos.

Desde Munich, Alemania, donde participa en una conferencia iternacional sobre seguridad, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo que Oriente Medio es sacudido por una “tormenta perfecta”, y demandó rápidas y claras reformas democráticas para evitar una inestabilidad en la región peor de la que ya se ha vivido.

Clinton señaló que es importante apoyar el proceso de transición encabezado por el recién nombrado vicepresidente Suleimán.

Durante la Conferencia, la canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que habrá cambios en Egipto y que estos necesitan ser pacíficos, en tanto que el primer ministro británico, David Cameron, declaró que no habrá estabilidad en el país hasta que no haya una reforma y se lleve a cabo una transición.

XS
SM
MD
LG