Enlaces para accesibilidad

Egipto: ¿fue o no un golpe de Estado?

  • Andre deNesnera

Partidarios del depuesto ex presidente Mohamed Morsi proetstan en Alejandría.

Partidarios del depuesto ex presidente Mohamed Morsi proetstan en Alejandría.

Cuando los militares egipcios decidieron actuar y deponer al presidente electo, Mohamed Morsi, lo que ocurrió: ¿fue técnicamente un golpe de estado?

La historia es reciente. El pasado 3 de julio los militares egipcios derrocaron al presidente democráticamente electo Mohamed Morsi, quien es además un miembro de alto rango de la Hermandad Musulmana.

La destitución se produjo cuando Morsi cumplía apenas un año y tres días en el poder, y sólo tres días después de que millones de egipcios salieran a las calles a protestar por la forma en la que el país estaba siendo gobernado.

La analista Mirette Mabrouk, del Consejo Atlántico del Centro Rafik Hariri para el Medio Oriente, dijo que Morsi había acumulado demasiado poder, rechazaba todo tipo de asesoramiento y no quería trabajar con nadie. En esencia, sostiene Mabrouk, hizo un trabajo terrible.

“El resultado fue gente que se oponía políticamente al presidente”, sostuvo la analista. “Pero también quienes se oponían moralmente al presidente, y otra gente simplemente se cansó, se enojó, y se hartaron de los permanente cortes de energía eléctrica, de la falta de gasolina, de la creciente inflación y desempleo, y creo que la gente simplemente consideró que ya era suficiente”.

Morsi ignoró la economía

El ex representante de Estados Unidos ante Naciones Unidas durante el gobierno del presidente George Bush, el embajador John Bolton, opina que el gobierno de Morsi ignoró completamente la situación de la economía.

“La razón real es que millones de egipcios salieron a la calles a manifestar contra Morsi. Querían que se resolviera la situación de la economía” dijo Bolton.

“Probablemente estaban dispuestos a aceptar un gobierno islámico, pero solamente si la situación de la economía se normalizaba. Y creo que es esta falta de percepción de las prioridades del egipcio promedio, creo que le costó mucho a Morsi”.

Pero cuando los militares decidieron actuar y deponer al presidente electo, ¿fue técnicamente un golpe de estado?

¿Qué es un golpe de Estado?

Jeffrey Martini, experto sobre Egipto de la Corporación RAND no tiene dudas respecto a que lo que ocurrió fue un golpe de estado por parte de los militares.

“Los militares podrían haber intervenido en forma quirúrgica con un bisturí, pero en cambio lo hicieron con un martillo. Detuvieron a una serie de autoridades de alto rango de la Hermandad Musulmana” recordó Martini.

“Cerraron la sede del Partido Libertad y Justicia en El Cairo, el cual, por supuesto, es el brazo político de la Hermandad Musulmana; suspendieron la Constitución, disolvieron la cámara alta del Parlamento y tomaron el control del diario oficial. De tal forma que poniendo todo junto, ciertamente me parece que fue un golpe de estado”, afirma Martini.

Estados Unidos duda

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que “es una situación increíblemente difícil. El presidente Obama dejó claro la profunda preocupación sobre la decisión adoptada por las fuerzas armadas de Egipto de destituir al presidente Morsi y suspender la Constitución. Es también legítimo reconocer que millones de egipcios reclamaban la antidemocrática forma de gobernar del presidente Morsi y que no creen que haya sido un golpe de estado”.

Pero a la vez Carney dijo que hay “consecuencias significativas” que van juntas con la determinación sobre si fue un golpe de estado militar.

Los expertos destacan que la principal consecuencia es la relacionada con millones de dólares en asistencia, ya que la Ley de Asistencia Internacional de Estados Unidos establece que la asistencia militar debe ser suspendida “a cualquier país cuyo presidente sea depuesto por un golpe de estado militar”.

En tal sentido Jeffrey Martini dice que Estados Unidos ofrece asistencia militar por dos vías, así como asistencia no militar, y ambas serán interrumpidas si el gobierno de Obama califica la destitución de Morsi como un golpe de estado militar.

Pero en particular, de ser recortada la asistencia se afectaría la economía estadounidense. Martini explica que desde la “primavera árabe”, la asistencia militar va principalmente a contratos con empresas estadounidenses que proveen el material militar que Egipto compra, y la asistencia no militar está destinada a pagar la deuda egipcia con el Tesoro estadounidense.

Por esta razón, Martini dice que cuando los legisladores y expertos discuten cortar la asistencia militar a Egipto, en esencia estarán afectando la industria militar estadounidense también.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG