Enlaces para accesibilidad

Terrorismo consterna a somalíes en EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Un grupo de jóvenes somalíes-estadounidenses dio una rueda de prensa en Minneapolis para condenar el ataque en Kenia.

Un grupo de jóvenes somalíes-estadounidenses dio una rueda de prensa en Minneapolis para condenar el ataque en Kenia.

A la comunidad somalí en Minnesota, la mayor en EE.UU., le preocupa que algunos de sus miembros puedan seguir siendo reclutados por el grupo terrorista al-Shabab.

Líderes de la comunidad de inmigrantes somalíes en Minnesota dijeron sentirse frustrados e indignados ante reportes no confirmados de que algunos de sus miembros podrían haber estado involucrados en el ataque el pasado fin de semana en un centro comercial en Kenia.

La organización Ka Joog, integrada por jóvenes somalíes-estadounidenses, convocó una rueda de prensa en Minneapolis para condenar el ataque perpetrado por el grupo terrorista al-Shabab en el Westgate Mall de Nairobi, con saldo de al menos 67 personas muertas.

Reportes de que algunos de los atacantes son de Minnesota no han sido confirmados, pero desde 2007 entre 20 y 40 estadounidenses de origen somalí han sido reclutados por al-Shabab y se le han unido en Somalia. Según las autoridades, algunos de ellos han muerto.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, dijo hace dos días que de acuerdo con reportes preliminares una británica y dos o tres estadounidenses habrían estado involucrados en el ataque en Nairobi, pero no ha habido mayores detalles.

Mohamed Farah, líder de Ka Joog, señaló que la gran mayoría de los somalíes que viven en Minnesota, concentrados en Minneapolis y Saint Paul, y en otras partes del mundo, no apoyan las actividades terroristas, y que a ellos les preocupa que por alguna gente mala vaya a sufrir la imagen que se tiene de los somalíes.

El director de un centro de activistas en Minneapolis, Abdirizak Bihi, declaró que un sobrino suyo fue reclutado por al-Shabab en una mezquita local en 2008 y murió al año siguiente. “El fue uno de los jóvenes a los que les lavaron el cerebro, los radicalizaron y luego los ayudaron a abandonar el país” para ir a Somalia.

Según Bihi, quien asegura que su familia alertó a las autoridades del peligro tras el reclutamiento de su sobrino, al-Shabab capta a somalíes vulnerables porque se sienten marginados en la sociedad estadounidense. Al menos 18 hombres y tres mujeres han sido acusados de sumarse al grupo terrorista o de ayudarlo, como resultado de una investigación en curso en Minnesota.
XS
SM
MD
LG