Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: el enemigo en la propia casa

  • Roberto Casin - Apuntes desde Miami

Fotografía de Abu Huraira al-Amriki difundida en un video por el grupo terrorista Jabhat al Nusra.

Fotografía de Abu Huraira al-Amriki difundida en un video por el grupo terrorista Jabhat al Nusra.

Por primera vez se tiene noticia de que un ciudadano estadounidense habría sido autor de un atentado terrorista suicida cometido en Siria.

Informes de inteligencia difundidos a principios de año indicaron que la red al Qaeda reclutaba en Siria a extranjeros con pasaporte estadounidense para que llevaran a cabo atentados en EE.UU. y otros países.

Semanas después, en su reporte anual sobre terrorismo el Departamento de Estado confirmó que tanto la red terrorista, ahora descentralizada por la pérdida de muchos de sus cabecillas, como sus grupos afiliados se habían vuelto “operacionalmente más activas y agresivas”.

Los hechos lo ratifican ahora una vez más tras haberse conocido la víspera que un ciudadano estadounidense habría sido el autor de un atentado suicida en Siria el 25 de mayo último, la primera vez que un hecho así ocurre en tres años de conflicto armado en ese país.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, confirmó que en efecto se creía que era estadounidense.

El terrorista, identificado solo por su nombre de guerra como Abu Huraira al-Amriki era conocido entre quienes lo reclutaron como “el americano”, presumiblemente creció y fue a la escuela en el sur de Florida y habría viajado con anterioridad a Siria en más de una oportunidad.

Según una fuente vinculada a las investigaciones, las autoridades estaban en contacto con su familia después de que esta semana salieron a la luz reportes de que el individuo estuvo directamente involucrado en un ataque suicida en el norte de la provincia siria de Idlib.

Un video difundido en Internet por Jabhat al Nusra, un grupo de nexos con al Qaeda en la Yihad (guerra santa de los musulmanes contra los infieles), mostró a al-Amriki junto a otro sujeto aprovisionando un camión con explosivos y conduciéndolo luego hacia el supuesto sitio del atentado.

La filmación dejó constancia además de una gran explosión según se dice en la cinta en Idlib, y mostró una fotografía de al-Amriki (que en árabe significa el americano) acariciando un gato.

Una introducción promocional al video abrió con la imagen de una bandera de EE.UU.ardiendo y una exhortación a “unirse a la caravana de la Yihad y el Martirologio” y prometió una cinta más amplia cobra la historia de “un visitante estadounidense en Sham (Siria)”.

Se cree que docenas de estadounidenses han viajado a Siria desde que dio inicio al conflicto en esa nación, y el FBI ha dicho tener como una de sus prioridades seguirles la pista para evitar que de vuelta en EE.UU. cometan atentados terroristas.

En septiembre del año pasado se dijo que Omar Hammami, un estadounidense de Alabama con el sobrenombre de Abu Mansoor Al-Amriki, y por quien el FBI había ofrecido una recompensa de $5 millones de dólares, había muerto en una emboscada en Somalia.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG