Enlaces para accesibilidad

Obama amenaza con vetar plan republicano

  • Voz de América - Redacción

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, habla en el Capitolio sobre los recortes presupuestarios.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, habla en el Capitolio sobre los recortes presupuestarios.

Legisladores republicanos sopesan en el Senado un proyecto de ley como alternativa a las drásticas reducciones presupuestarias que entrarían en vigor el viernes pero la Casa Blanca lo rechaza.

El presidente Barack Obama se opone resueltamente a una propuesta promovida en el Senado por republicanos para evitar los recortes en el presupuesto que entrarían en vigor a partir de mañana, y la Casa Blanca dijo en un comunicado que de serle presentada como un proyecto de ley la vetará.

Según el comunicado, el denominado proyecto de ley S-16 “protegería las brechas impositivas de que disfrutan los ricos, proyectos de interés personal para los legisladores y acarrearía fuertes rebajas que amenazarían a cientos de miles de puestos de trabajo de la clase media y servicios vitales para niños, ancianos, nuestras tropas, y sus familiares”.

Señala que además de cancelar $85 mil 300 millones de dólares del presupuesto nacional el proyecto supuestamente daría flexibilidad al presidente para llevar a cabo las reducciones correspondientes a los gastos gubernamentales.

Pero precisa que además de que ninguna flexibilidad podría evitar el hecho de que las familias de clase media serían las más perjudicadas, la propuesta no exige “nada a los estadounidenses más acaudalados”.

“Al mismo tiempo—añade—el proyecto de ley preservaría cada gasto no garantizado de impuestos y pone sobre la mesa recortes al Medicare, la educación, y otras prioridades”.

Luego precisa que no hay forma de reducir gastos de manera tan dramática en un período de siete meses sin afectar drásticamente la seguridad nacional y prioridades económicas.

De acuerdo con la Casa Blanca, tal propuesta constituye un esfuerzo por desviar la atención de la necesidad que tiene el Congreso de trabajar en pro de un compromiso bipartidista que evite el denominado sequester (secuestro), como se ha denominado a las drásticas reducciones presupuestarias previstas a partir del 1ro.de marzo.

La nota concluye diciendo que el presidente cree que el Congreso debe trabajar en un plan balanceado para reducir el déficit de forma que se ayude a la economía y se proteja a la clase media.

Se espera que este jueves haya una votación en el Senado sobre planes alternativos presentados por el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, y el de la minoría republicana, Mitch McConnell.

Pero ninguna de las partes parece tener los 60 votos necesarios para conseguir la aprobación de sus propuestas, y la votación sería más un acto simbólico que fructífero.
XS
SM
MD
LG