Enlaces para accesibilidad

Senado logra salir de punto muerto

  • Voz de América - Redacción

El acuerdo se logró gracias a la mediación del senador republicano John McCain.

El acuerdo se logró gracias a la mediación del senador republicano John McCain.

Los legisladores logran acuerdo para desbloquear la votación sobre varios funcionarios nominados a sus puestos por el presidente de EE.UU. Barack Obama.

Los senadores alcanzaron este martes un acuerdo en Washington que saca de punto muerto las nominaciones de funcionarios hechas por el presidente Barack Obama y que eran bloqueadas por republicanos mediante lo que en el argot legislativo se conoce como “filbusterismo”.

El método consiste en impedir las votaciones dilatando interminablemente los debates, pero luego de ocho horas de discusiones el líder demócrata del Senado, Henry Reid, anunció que iba a someter a voto el nombramiento de Richard Cordray para jefe de la Oficina de Protección Financiera de los Consumidores.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, también mostró su satisfacción al abrir el camino para que sus nominados puedan ser confirmados en el Congreso.

“Estoy satisfecho de que el Senado tomó medidas hoy para avanzar con los candidatos que han esperado demasiado tiempo para su votación. En los últimos dos años, he nominado líderes para ocupar puestos importantes que se requieren para hacer el trabajo de los estadounidenses, sólo para que esos puestos sigan sin ser ocupados - no porque los candidatos no califiquen para el puesto - sino por razones puramente políticas”, dijo Obama.

Poco después, los senadores dieron 71 votos a favor (se necesitaban 60) y 29 en contra a fin de proceder, poniendo fin así a la maniobra legislativa para obstaculizarlo. Diecisiete legisladores republicanos se sumaron a 52 demócratas y 2 independientes y dieron su respaldo a la propuesta de limitar el tiempo de los debates.

La decisión sin precedentes de pasar por alto esta vez las reglas admisibles de filibusterismo en el Senado, tuvo efecto después de que casi 100 senadores sostuvieron una inesperada reunión bipartidista de más de tres horas hasta cerca de la medianoche y a puertas cerradas.

Tras el encuentro, Reid indicó que tenía esperanzas de que tanto demócratas como republicanos hubiesen “aprendido la lección” de sentarse a conversar, y que se había logrado un compromiso que según dijo se consiguió gracias a la efectiva mediación del senador republicano John McCain.

Además de Cordray hasta la víspera quedaban pendientes de confirmación otros seis nominados por Obama, entre ellos el secretario del Trabajo y el jefe de la Agencia de Protección del Medio Ambiente.

Antes del acuerdo los republicanos habían amenazado con tomar represalias si Reid cambiaba las reglas que hacen posible el filibusterismo valiéndose de la mayoría demócrata en el Senado, lo que hubiese abierto la posibilidad de recrudecer las disensiones ya existentes entre los dos partidos, un paso que algunos calificaron de la “opción nuclear”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG