Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: vía libre a embajadora en El Salvador

  • Voz de América - Redacción

La embajadora cuando fue recibida por el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, en la capital de ese país.

La embajadora cuando fue recibida por el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, en la capital de ese país.

La puertorriqueña Mari Carmen Aponte fue propuesta para el cargo por el presidente Barck Obama pero hasta ahora su nominación había sido bloqueada por senadores republicanos.

El Senado de EE.UU. confirmó este jueves el nombramiento de la puertorriqueña Mari Carmen Aponte como nueva embajadora en El Salvador, cuya nominación estuvo meses impedida por legisladores republicanos.

Los senadores la ratificaron en el cargo tras haber primero aprobado 67 votos frente a 37 limitar los debates sobre su nombramiento, seis meses después de que los obstáculos para Aponte en el Senado parecían insalvables.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el presidente Barack Obama, dijo que la embajadora ha sido una fuerte voz a favor de la democracia en toda América Latina y elogió su labor, que la ha hecho “ganarse el respeto de todo el espectro político, desde líderes civiles y militares hasta de funcionarios públicos y privados” en El Salvador.

Los demócratas obtuvieron esta vez el apoyo de nueve senadores republicanos, que en diciembre de 2011 habían logrado frenar por 49 votos contra 37 la ratificación de Aponte, que hasta esa fecha y desde septiembre de 2010, ocupó el cargo de forma interina.

Uno de esos senadores es el cubanoamericano Marco Rubio, quien este jueves difundió una declaración aclarando que dio su definitivo respaldo a la embajadora porque el gobierno del presidente Obama respondió a sus preocupaciones acerca de la política de EE.UU. en el hemisferio.

“También porque creo que (Aponte) hará un buen servicio a nuestro país en El Salvador”, añadió. Entre las exigencias previas de Rubio al Departamento de Estado figuraba una condena más enérgica de EE.UU. al alegado fraude electoral en Nicaragua el año pasado.

Rubio dijo haber informado personalmente hace meses al senador Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en la cámara alta, que ya Aponte contaba con suficientes votos para ser confirmada.

El senador acusó a Reid de emplear la nominación de la embajadora para “ayudar a la Casa Blanca a jugar su política étnicamente divisiva, especialmente para tratar de dividir entre sí a los hispanos (...), tácticas -dijo- que este gobierno utiliza de manera creciente”.

Reid, por su parte, señaló que Aponte contó con el apoyo de la Bancada Hispana del Congreso y de un sinnúmero de organizaciones latinas locales y nacionales, la calificó de “candidata ejemplar”, y dijo que la “la comunidad puertorriqueña e hispana en general se deben sentir orgullosos”.

El líder demócrata puntualizó que durante su periodo como embajadora provisional, Aponte “respaldó con ímpetu” los valores estdounidenses y “convenció al gobierno de El Salvador a que desplegaran tropas en Afganistán”, el único país latinoamericano en hacerlo.

La nueva embajadora es elogiada por los legisladores demócratas porque durante su gestión interina ha logrado forjar alianzas con los líderes de todos los partidos políticos de ese país, y además concertó un acuerdo con las autoridades salvadoreñas para combatir la violencia y el crimen organizado.
XS
SM
MD
LG