Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca confía en fallo del Supremo

  • Voz de América - Redacción

El vocero presidencial Josh Earnest dijo que el gobierno espera un desenlace positivo.

El vocero presidencial Josh Earnest dijo que el gobierno espera un desenlace positivo.

El gobierno de EE.UU. espera que la Corte Suprema ratifique la constitucionalidad de la reforma de salud del presidente Barack Obama.

La Casa Blanca expresó confianza en que la Corte Suprema ratificará la constitucionalidad de la reforma de salud aprobada por el presidente Barack Obama, convertida en un blanco predilecto de los detractores de su administración.

Después de tres días en los que el máximo tribunal escuchó argumentos a favor y contra la ley, el vocero de la Casa Blanca Josh Earnest elogió la defensa de la legislación hecha por los representantes del gobierno durante las audiencias de la Corte.

Según el portavoz, sería tonto predecir cuál será la determinación de los magistrados en base a las preguntas que estos hicieron a quienes favorecen la ley y a quienes se oponen, pero dijo que el gobierno confía en que el desenlace sea positivo.

Aunque el fallo de la Corte no se sabrá hasta junio, después de los debates en Washington no ha quedado claro qué sucedería con la ley en caso de que los magistrados anulen una de sus principales y más debatidas cláusulas, la que obliga a todos los estadounidenses a tener un seguro de salud para el 2014.

Un abogado que representa a los 26 estados que entablaron una demanda contra la reforma de salud pidió a los jueces anularla por completo. “"Si (lo del seguro médico obligatorio) es inconstitucional, entonces el resto (de la ley) no puede quedarse", dijo.

Pero el gobierno no piensa lo mismo, y ha dicho que en caso de que se elimine la cláusula que establece la obligatoriedad de tener un seguro médico, la mayora de las otras disposiciones pueden seguir siendo válidas y cumplir su objetivo de ampliar y mejorar los servicios de salud y reducir los costos.

Sin embargo, persisten las dudas y nadie sabe qu'e sucedería con otras dos disposiciones de la legislación que gozan de gran popularidad, una que obliga a las aseguradoras a dar cobertura a personas con problemas de salud preexistentes y otra que les exige cobrar lo mismo a personas de igual edad sin importar los antecedentes médicos que tengan.

Los críticos de la legislación alegan entre otras cosas que cuando se aprobó la ley, una época en que la Cámara de Representantes estaba controlada por los demócratas, el Congreso se excedió en sus facultades. Todos los republicanos votaron entonces en contra, y hoy, que son mayoría en la cámara baja, han dicho que se esforzarán por anularla.
XS
SM
MD
LG