Enlaces para accesibilidad

EE.UU. y G. Bretaña urgen a diálogo en Ucrania

  • Voz de América - Redacción

El canciller ruso, Sergei Lavrov, y el secretario de Estado, John Kerry, se reunieron en París.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, y el secretario de Estado, John Kerry, se reunieron en París.

Los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, Gran Bretaña y Ucrania firman una declaración y piden el despliegue de observadores internacionales en éste último país.

Congreso respalda a Obama

En una desacostumbrada muestra de apoyo al gobierno de Barack Obama, líderes republicanos del Congreso dijeron este miércoles que abordarán codo a codo con la Casa Blanca la crisis en Ucrania.

Eric Cantor, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes señaló que los legisladores aprobarían los $ 1.000 millones de dólares como préstamo de garantía para Ucrania anunciados por Washington. “La comunidad mundial debe alzarse contra la invasión”, dijo.

Un proyecto de ley similar para ayuda a Ucrania está siendo considerado en este momento por el Senado en Washington.
Estados Unidos, Gran Bretaña y Ucrania consideraron este miércoles crucial que las autoridades rusas y ucranianas se sienten a conversar para resolver el conflicto en Crimea.

Los jefes de la diplomacia de los tres países, incluido el secretario de Estado, John Kerry, suscribieron una declaración conjunta luego de sentarse a discutir en París.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, estaba también en la capital francesa durante la reunión del denominado grupo del acuerdo de Budapest y se entrevistó con Kerry.

Bajo el llamado memorado de Budapest (1994), tras el colapso de la Unión Soviética, EE.UU., Gran Bretaña y Rusia acordaron respetar la independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania a cambio del desarme nuclear de Kiev.

Parejamente, la Unión Europea ofreció conceder una ayuda valorada en $15 mil millones de dólares a Ucrania durante los próximos dos años.

Luego de la reunión este miércoles en París, Washington, Londres y Kiev también pidieron el despliegue inmediato de observadores internacionales en Ucrania.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, dijo previamente que EE.UU. y su país agotan todas las iniciativas diplomáticas para que las autoridades rusas establezcan un diálogo con las ucranianas.

Hague señaló que habrá “costos y consecuencias” para Rusia si no se progresa en el terreno diplomático, y subrayó que Moscú debe entender que el patrón de intervenir en otros países como Ucrania, Georgia y Moldavia dará un vuelco a su relación con las naciones europeas.
XS
SM
MD
LG