Enlaces para accesibilidad

Moscú tiene los ojos puestos en Washington

  • Voz de América - Redacción

El presidente ruso, Vladimir Putin, habla con su canciller, Sergei Lavrov, en una ceremonia este lunes en el Kremlin.

El presidente ruso, Vladimir Putin, recibe al consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Thomas Donilon.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se reunió este lunes en Moscú con un enviado especial del presidente Barack Obama, en un encuentro que un portavoz del Kremlin calificó de “positivo”.

Según el asesor de política internacional de Putin, Yuri Ushakov, el mandatario ruso dialogó sobre comercio, el escudo de defensa antimisiles y las armas nucleares con el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Thomas Donilon.

Las relaciones bilaterales se tensaron los últimos días después de que Washington prohibió el visado y ordenó congelar bienes a 18 personas, en su mayoría rusos, y en respuesta el Kremlin hizo lo mismo con igual número de estadounidenses.

Analistas consideran que la reunión de Putin y Donilon es una señal de que Rusia desea dejar atrás el capítulo que ha enturbiado las relaciones desde que el Congreso de EE.UU. promulgó en diciembre último la llamada ley Magnitsky.

El Kremlin tiene su interés puesto en la reunión que tendrá dentro de dos meses el G-8 en Irlanda del Norte después de la cual Moscú espera que el presidente Obama viaje en septiembre a San Petersburgo para el encuentro del G-20 del que Putin será anfitrión.

Tras haberse entrevistado con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y con Donilon, el canceller ruso, Sergei Lavrov, dijo este lunes que cree que Washington desea trabajar junto con Moscú.

“He escuchado de Tom Donilon y de John Kerry que ellos entienden bien el impacto negativo de una amplia gama de factores en las relaciones Rusia-EE.UU.”, incluida la lista Magnitsky, declaró Lavrov a la televisión moscovita.

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG