Enlaces para accesibilidad

En libertad sospechoso de cartas con ricina

  • Voz de América - Redacción

Agentes federales inspeccionan pertenencias en la casa de Paul Kevin Curtis tras haberlo detenido.

Agentes federales inspeccionan pertenencias en la casa de Paul Kevin Curtis tras haberlo detenido.

Las autoridades retiran los cargos al hombre que estaba detenido desde el pasado miércoles por el envío de misivas con el veneno, una de ellas al presidente Obama. Habría un segundo sospechoso.

Las autoridades retiraron los cargos que pesaban contra Paul Kevin Curtis, el hombre acusado en Mississippi de haber enviado por correo cartas envenenadas con ricina al presidente Barack Obama, a un senador y a una jueza.

Agentes del FBI registran la casa de un segundo sospechoso que podría estar implicado en el incidente después de que el servicio de los alguaciles encargados de la custodia de presos federales (marshals), informó esta tarde que Curtis había sido puesto en libertad.

Curtis estuvo en la cárcel desde el pasado miércoles cuando se le acusó de haber enviado las misivas con trazas del potente tóxico y notas amenazadoras a Obama, al legislador republicano Roger Wicker y a la magistrada Sadie Holland, del condado Lee, en Mississippi.

La víspera un agente del FBI testificó que los investigadores no habían hallado en la vivienda ni en el automóvil del acusado restos de ricina ni de ingredientes para prepararla. Tampoco, señales en su computadora de que hubiese estado buscando información sobre el veneno.

El abogado de Curtis, Christi McCoy, desde el principio restó veracidad a la acusación contra su defendido y alegó que todo indicaba que se le había tendido una “trampa”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG