Enlaces para accesibilidad

Rebelión en las filas republicanas

  • Voz de América - Redacción

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, respalda una reforma de las leyes de inmigración.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, respalda una reforma de las leyes de inmigración.

Recomendaciones avaladas por el Comité Nacional Republicano en apoyo a la reforma inmigratoria y para ganarse el apoyo de las minorías acentúan más las divisiones en las filas del partido.

Un informe del Partido Republicano en el que se critica las políticas seguidas hasta ahora y se ofrece sólido respaldo a una amplia reforma inmigratoria ha desatado una verdadera rebelión dentro de las filas partidistas.

El plan esbozó nuevas estrategias con el propósito de hacer de los republicanos una agrupación que dé la imagen de ser menos elitista, no dé la impresión de ser el partido de los ricos y que atraiga más a los electores de las minorías en el país.

Pero poco después de haber hecho él mismo el lunes la lectura del documento, el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus se distanció del plan y terminó rechazándolo al igual que han hecho algunos conservadores y libertarios dentro del partido.

El documento parte del criterio de que los republicanos deben renovarse para no permanecer divorciados de los electores y granjearse el apoyo de las minorías, principalmente los hispanos y también los homosexuales, que en las últimas elecciones votaron mayoritariamente por los demócratas.

Sin embargo, Jenny Beth Martin, coordinadora nacional del movimiento conservador republicano Tea Party Patriots (Patriotas del Tea Party), dijo que no se necesita un informe “de autopsia” de Comité Nacional Republicano para saber por qué se perdieron los comicios. Fue al revés, dijo, porque no lograron (los del comité) “promover nuestros principios ".

Mientras tanto, el líder republicano y presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dio su respaldo este martes a una reforma inmigratoria que incluya una vía hacia la obtención de la ciudadanía, un tema que a todas luces sigue siendo controversial en el seno del partido.

Muchos republicanos se muestran reacios a apoyar un camino que dé la posibilidad de alcanzar la ciudadanía a los inmigrantes indocumentados por temor a que sean muchos (se estima que hay 11 millones en el país) y porque se oponen a que el procedimiento sea visto como una “amnistía”.
XS
SM
MD
LG