Enlaces para accesibilidad

Mayor nevada del año no acaba

  • Voz de América - Redacción

Una de las más castigadas por la nevada el miércoles fue la ciudad de Chicago.

Una de las más castigadas por la nevada el miércoles fue la ciudad de Chicago.

La ola invernal que ahora cubre de hielo desde Missouri hasta Maine ya desató severas tormentas de nieve en el medio oeste del país y en Kansas dejó seis muertos.

La helada que bate este miércoles el noreste de Estados Unidos ya ocasionó severas tormentas de nieve en el medio oeste del país y en Kansas causó seis muertos.

El gobernador del estado, Sam Brownback , informó al Kansas City Star que dos personas fallecieron víctimas de accidentes de tránsito, otras dos asfixiadas con monóxido de carbono, una mujer mientras paleaba nieve y una sexta mientras caminaba durante la tormenta.

La ola invernal que la semana pasada azotó ese estado y esta semana volvió a cubrir algunas partes con otros dos pies de nieve se cierne ahora sobre una franja del país que va desde Missouri hasta Maine.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió alerta de tormentas gélidas este miércoles y el jueves para zonas de Iowa, Missouri, Wisconsin y Michigan.

También han sido puestas sobre aviso densas áreas pobladas, incluidas las ciudades de Milwaukee, Chicago, Detroit y Des Moines.

En el noreste se espera que el mal tiempo también afecte con heladas los estados de Nueva York, Vermont, New Hampshire y Maine, hasta la tarde del jueves.

Según el sitio en la web flightaware, alrededor de 100 vuelos habían sido cancelados hasta el mediodía del miércoles en el aeropuerto internacional e Chicago, en adición a más de 500 la víspera, día en que la ciudad amaneció cubierta por cinco pulgadas de nieve.

A medida que la tormenta se desplace hacia el este se espera que deje caer de 6 a 10 pulgadas de nieve desde las montañas Allegheny, en el oeste de Pennsylvania, hasta las de Adirondacks, al norte de Nueva York.

Se trata del mismo sistema frontal que azotó las Montañas Rocosas, en el medio oeste, y las llanuras centrales del país a principios de semana con fríos vientos huracanados que paralizaron el tráfico en Kansas, Oklahoma y el norte de Texas.

En este último estado, las ráfagas de viento alcanzaron los 130 kilómetros por hora cerca de El Paso, y las 19 pulgadas de nieve caídas el lunes en Amarillo establecieron un récord para los últimos 120 años. Usualmente la zona acumula en todo el invierno un promedio de 18 pulgadas de nieve.
XS
SM
MD
LG