Enlaces para accesibilidad

Condena por muerte de agente fronterizo

  • Voz de América - Redacción

La muerte del agente estadounidense Brian Terry destapó el fracaso de la Operación Rápido y Furioso.

La muerte del agente estadounidense Brian Terry destapó el fracaso de la Operación Rápido y Furioso.

Sentencian a 30 años de cárcel al mexicano Manuel Osorio Arellanes por la muerte en 2010 del agente fronterizo estadounidense Brian Terry.

Un hombre hallado culpable de la muerte a tiros de un agente de la patrulla fronteriza de EE.UU. el 14 de diciembre de 2010 fue condenado este lunes a 30 años de cárcel.

El mexicano Manuel Osorio Arellanes, del estado de Sinaloa, es el único convicto por la muerte del agente Brian Terry cerca de la frontera entre México y Arizona.

El hecho ocurrió al norte de la ciudad de Nogales cuando Osorio Arellanes y otros cuatro individuos acusados de robar a traficantes de marihuana cruzaron la frontera y se enfrascaron una balacera con Terry y otros tres agentes estadounidenses.

Osorio Arellanes, herido en el tiroteo, fue el único arrestado ese día. Los otros cuatro sospechosos huyeron a México, donde luego las autoridades mexicanas detuvieron a dos y los otros siguen fugitivos.

El incidente puso de relieve el fracaso de la llamada Operación Rápido y Furioso, que consistió en traficar armamento para seguirle la pista hasta los carteles de la droga en México. Dos fusiles hallados en el lugar del crimen resultaron ser parte de esas armas.
XS
SM
MD
LG